Disminuya factores de riesgo de infarto cardíaco.

Los ataques al corazón son la segunda causa de muerte en México, el 30 y 50 por ciento  de pacientes mueren por este padecimiento, por tal motivo es necesario reducir factores de riesgos modificables, señaló el doctor Ramón Armando Sánchez Tamayo, coordinador de Donación y Transplantes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la Delegación Regional Estado de México Oriente.

%u201CEl 50 por ciento de los dolores de pecho en los servicios de urgencias son por infarto agudo al miocardio, cuyo término hace referencia a un riesgo sanguíneo insuficiente en una parte del corazón producido por una obstrucción en una de las arterias coronarias, que a su vez provoca la angina de pecho, que si se atiende oportunamente puede evitar la muerte del tejido cardíaco y así, el infarto%u201D, explicó el doctor.

Un infarto es conocido también como  una %u201Cmanifestación silenciosa%u201D,  debido a que provoca una muerte súbita, generalmente en personas con  altos niveles de colesterol, hipertensión y tabaquismo, aseguró el médico internista del Instituto.

%u201CEl índice mayor se encuentra en la población masculina de más de 35 años%u201D, apuntó Sánchez Tamayo, quien aseguró es muy raro la presencia de un infarto en mujeres en edad fértil, que por lo contrario, en las mayores de 45 años, o con menopausia, se debe vigilar con exámenes puntuales para prevenir un ataque al miocardio.

Los factores de riesgo modificables son:  el tabaquismo, hipertensión arterial y la diabetes mellitus, mientras que los menores son la obesidad y la inactividad física, señaló el especialista, quien mencionó el cuadro clínico del síndrome coronario agudo: %u201CLos síntomas son dolor en el pecho; en la cara interna del brazo y en cuello; dificultad respiratoria; sensación de náusea o vómito, sudoración y palidez%u201D.

Asimismo, el dolor en el pecho es opresivo, %u201Ces un dolor mal definido que muchos lo definen como si una plancha los oprimiera%u201D, señaló Sánchez Tamayo, quien exhortó a la población acudir a las unidades médicas para que reciban atención oportuna así como la valoración clínica de un experto.

Ante la presencia de estos cuadros clínicos, abundó, el médico administra morfina, oxígeno, nitroglicerina y aspirina con el fin de evitar un infarto, posteriormente se procede a cumplir con el tratamiento el cual consta de una evaluación de los signos vitales, un constante monitoreo cardíaco, examen de muestras sanguíneas y electrocardiogramas por lo menos una vez año.

Es importante destacar que, a través de los programas preventivos del IMSS, como el PREVENIMSS, se pueden detectar  a tiempo los principales síntomas de riesgos como lo son la elevación de colesterol, la obesidad, (en hombres, la cintura no debe medir más de 100 cm y en mujeres no más de 90 cm), así como también los exámenes de glucosa para descartar la diabetes mellitus, una de las principales causas de infarto en la población.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Supermercados y farmacias quieren vender la vacuna contra el COVID-19

Farmacias, tiendas de autoservicio y departamentales buscan que el gobierno les permita comercializar las vacunas como ya …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *