Rasgos depresivos, causa fundamental de la obesidad y el sobrepeso en México

Comer compulsivamente es una adicción. La gente lo hace para sentirse mejor emocionalmente, creando un círculo vicioso


Los padres de familia en México tienen poco tiempo para convivir con sus hijos; la comida se vuelve un sustituto de la compañía o de las personas


Estudios del IIPCS demuestran que si una persona obesa se somete a tratamiento psicológico, bajará de peso; esto tiene relación directa con la disminución de dichos rasgos


%u201CDos de cada tres personas que padecen de obesidad y sobrepeso en México sufren rasgos depresivos severos e incluso crónicos. En la mayoría de los casos, se trata de individuos con una baja autoestima o con poco amor a sí mismo. Al ser personas que pasan por malos momentos emocionales por múltiples causas, ven en la comida a su único aliado, es decir, comer en exceso causa una sensación placentera. Lo que comienza por ser un escape de la depresión, termina por formar un círculo vicioso%u201D, explica la Doctora Adriana González Padilla, psicoterapueta e investigadora, así como directora de la Licenciatura en Psicología del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS).


La especialista explicó que una personalidad depresiva se comienza a edificar en los primeros años de la vida. %u201CLa obesidad o sobrepeso también se gestan desde la infancia, por lo cual, el niño comienza a percibir que la comida es de los pocos factores que le produce placer, y comienza a abusar de ellos. Además, los individuos al darse cuenta que los estereotipos sociales se basan en personas delgadas, se frustran y, forman así una personalidad con rasgos depresivos.%u201D


La maestra María Eugenia Patlán, psicoterapeuta y coordinara de la Licenciatura en Psicología del IIPCS, puntualizó que la depresión es un problema de salud mental en México, al igual que la obesidad, pero juntos pueden conformar una mezcla peligrosa: %u201CDebemos recordar que la familia mexicana está inmersa en una intensa actividad laboral; los padres de familia tienen poco tiempo para educar y convivir con sus hijos; por lo cual, se están creando generaciones de niños solos que experimentan un cúmulo de situaciones que provocan cuadros depresivos; en este contexto, las adicciones surgen, incluyendo los trastornos alimenticios, tal como el sobrepeso o su contraparte, la bulimia y la anorexia. Cabe precisar que muchos de estos trastornos tienen origen en la genética u hormonas de las personas, y en ese caso, los individuos están predeterminados a padecer de obesidad.%u201D



González Padilla estableció que el comedor compulsivo es un adicto a la comida, tal como lo es el alcohólico a las bebidas embriagantes, y en ambos casos, la adicción pretende llenar un vacío afectivo: %u201CLa experiencia del IIPCS demuestra que la obesidad, entre varias causas, surge como un problema emocional que puede prevenirse desde la infancia, mediante procesos psicoterapéuticos que analicen la dinámica familiar y las razones por las cuales un niño padece un cuadro depresivo.%u201D


Patlán señaló que en el caso de los adultos obesos se ha comprobado que cuando asisten a una terapia psicológica para trabajar su principal problema, la depresión, comienzan a bajar de peso, ya que se empiezan a despertar motivaciones, por los cuales la persona ya no depende de la comida en exceso.


Para concluir, la doctora Adriana González invitó a todas las personas con sobrepeso y obesidad a que acudan a centros especializados tal como lo es el IIPCS, para comenzar a atacar una causa fundamental de su sobrepeso, la depresión.


 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Takeda mostró sólidos resultados en el área de “fortalecimiento del sistema de salud”

La biofarmacéutica Takeda anunció que se ubicó en los principales puestos según el Índice de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *