El IMSS señala que en México 15 millones de personas padecen hipertensión arterial.

¿Durante la comida, utiliza frecuentemente el salero?, ¿ingiere productos enlatados o salados?, estas preguntas pueden ser importantes para la salud, ya que el consumo excesivo de este mineral ocasiona aumento en la presión arterial; factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal crónica y derrame cerebral.
 
Cada año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda más de 13 millones de consultas por hipertensión y en el periodo de enero a octubre de 2008 registró cerca de 4 mil fallecimientos debido a complicaciones asociadas con este mal.
 
El doctor, Guillermo Saturno Chiu, jefe de servicio de hospitalización de adultos, del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, comentó que se estima que en México 15 millones de personas tienen hipertensión arterial y sólo el 20 por ciento lo sabe.
 
Informó que el cloruro de sodio, conocido como sal, produce un aumento en el volumen intra-vascular e incrementa el desgaste cardiaco, por ello, los pacientes que exceden su ingesta reportan el aumento en la presión arterial tanto sistólica como diastólica.
 
Explicó que el sodio es un mineral que necesita nuestro cuerpo para mantener el balance hídrico, facilitar la digestión, la efectiva actividad muscular y transmitir impulsos nerviosos; sin embargo, sólo se requiere una mínima cantidad que, de hecho, la obtenemos de manera natural en los alimentos.
El especialista del Seguro Social manifestó que un adulto sano debe consumir 2.5 gramos de sal al día, mientras que los niños 750 miligramos, no obstante, se calcula que el mexicano promedio ingiere cerca de 5 gramos al día.
 
Añadió que este condimento está directamente relacionado con la hipertensión, ya que se ha observado que cuando las personas agregan a sus alimentos 6 gramos diariamente presentan hasta 3 veces más el riesgo de desarrollarla que quienes ingieren poco este producto.
 
“Consumirla en demasía puede generar complicaciones súbitas, principalmente la aparición de la enfermedad oclusiva o ruptura de las arterias, e inclusive una hemorragia cerebral, lo cual es mortal. Además, ocasiona daño a varios órganos como corazón, riñón y cerebro”, acotó el doctor Saturno Chiu.
 
Subrayó que este problema de salud también esta ligado a la obesidad y el sobrepeso, afectaciones que se han convertido en una de las principales preocupaciones de salud pública; actualmente 7 de cada 10 mexicanos padecen alguna de ellas, por eso, se debe optar por los alimentos bajos en calorías y sal.
 
El cardiólogo del IMSS, Saturno Chiu, señaló que moderar su consumo puede ser benéfico para la salud y recomendó:
Evitar tomar sal, y en el caso de las personas hipertensas también los sustitutos que contienen sodio, de ser necesario retirar el salero de la mesa. Disminuir la cantidad al momento de cocinar, así como consomés, sazonadores de carne o salsa inglesa. Para dar sabor a los platillos sugirió utilizar especies y hierbas naturales.
Escurrir los alimentos enlatados para reducir el contenido de sodio, disminuir embutidos, carnes saladas, algunos productos como aceitunas, salsas o quesos salinos y suplir estos últimos por cottage o panela.
 
Finalmente resaltó que la hipertensión no presenta síntomas, sin embargo es un factor de riesgo para sufrir un infarto al miocardio, por ello es importante además de la dieta baja en sales, hacer ejercicio y acudir al medico familiar para detectar oportunamente cualquier trastorno.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS invita a la población a que acuda a donar sangre en alguno de sus 160 Bancos

Hematologia.mx.- Un donante con su sangre puede ayudar a cuatro personas, agregó el Jefe de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *