Inicio / Detodocorazon.mx / Deficiencia de omega tres puede causar retraso mental

Deficiencia de omega tres puede causar retraso mental

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición realiza el análisis de alimentos para saber su contenido nutricional
 
Los ácidos grasos omega 3, contenidos en el pescado confieren protección contra enfermedades crónico-degenerativas; no obstante, en la población mexicana se registra un consumo per cápita de apenas cinco gramos anuales de pescado por persona, cuando el ideal debiera ser 70 kilogramos para contar con suficiente cantidad de ese nutriente.
 
Los ácidos grasos omega 3 además de conferir protección a las membranas contra prácticamente cualquier enfermedad, deben consumirse en mayor cantidad por mujeres embarazadas, ya que proporciona al bebé un buen desarrollo psicomotor; por el contrario, su deficiencia ocasiona retardo de aprendizaje.
 
Estos son sólo algunos de los resultados de las diversas investigaciones realizadas en el Departamento de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN) %u201CSalvador Zubirán%u201D, de la Secretaría de Salud, que durante 50 años ha analizado más de mil alimentos naturales y procesados.
 
José Luis Silencio Barrita, investigador de este Departamento, dijo que se ha encontrado que la deficiencia de selenio, un elemento contenido en frutas y verduras, así como en riñón, cerebro o moronga principalmente, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer, un problema de salud que se ubica en el tercer lugar como causa de mortalidad general.
 
Explicó que el selenio se va hacia las membranas y las protege principalmente contra radicales libres  relacionados con el envejecimiento y enfermedades crónico-degenerativas. Para comprobar esa hipótesis, detalló que se les suministra selenio a un grupo de familiares de pacientes que desarrollaron cáncer para prevenir el desarrollo de la enfermedad.
 
Otro análisis que realizan es el de los fitosteroles o colesterol vegetal, mejor conocido como colesterol bueno, que compite con el colesterol malo, impidiendo su absorción y causando hipercolesterolemia, así como los efectos directos de la soya en el metabolismo y se ha encontrado que tiene beneficios, sobre todo en pacientes con obesidad.
 
Comentó que en México el problema es que la base de la alimentación son las carnes rojas y el pollo con poca cantidad de frutas y verduras, a pesar de que estas últimas tienen alto contenido de nutrientes. No obstante, tampoco es bueno que una persona se vuelva vegetariana, ya que la carne es rica en sustancias necesarias para el organismo como el hierro.
 
Aclaró que los berros y las espinacas tienen alto contenido de hierro, sin embargo no se absorbe tan fácilmente como el de la carne, de ahí la importancia de equilibrar la alimentación, sobre todo porque en México 30% de la población tiene anemia por deficiencia de hierro.
 
El especialista resaltó que en este Departamento se cuenta con una planta piloto para fabricar alimentos para pacientes específicos, por ejemplo alimentos ricos en fibra para diabéticos, alimentos ricos en soya o ácidos grasos para personas con hipertensión y problemas cardiovasculares, para lo cual trabajan en coordinación con los Institutos Nacionales de Cardiología y cancerología.
 
Se tienen varios protocolos autorizados por el Comité de Ética del Instituto para el desarrollo de alimentos y los diversos resultados sirven como guía para la toma de decisiones y desde hace 10 años, para el desarrollo de las NOM relacionadas con alimentos.
 
Añadió que en el Departamento de Nutrición también se hacen estudios relacionados con el análisis bromatológico de los alimentos; el nitrógeno contenido en las proteínas totales de cada alimento, hidratos de carbono, lípidos, 11 de las 13 vitaminas reconocidas, además de 15 minerales, entre los más importantes el hierro, zinc, calcio, cobre, magnesio, sulfato y sodio.
 
Además, aflatoxinas, algunos compuestos tóxicos como venenos que son toxinas de hongos, ácidos grasos totales en alimentos, como los omega 3, omega 6 y omega 9; las fibras solubles y crudas, algunos pigmentos en frutas y verduras y el agua.
 
Muchos de los resultados obtenidos están vertidos en la tabla de valores nutritivos de los alimentos mexicanos, que incluyen el análisis de insectos, así como en publicaciones que sirven como base para nutriólogos y médicos interesados en la composición de cierto tipo de alimentos.
 
Silencio Barrita puntualizó que uno de los productos del trabajo del Departamento es el Plato del Bien Comer que indica a la población la composición nutritiva de alimentos mexicanos para que sepa lo que debe comer y cuánto, sobre todo de los considerados como foco rojo porque su exceso es dañino.
 
Finalmente, dio a conocer que los resultados de las investigaciones se publican en prestigiadas revistas nacionales e internacionales, como Los archivos Latinoamericanos de Nutrición, Revista Chilena de Nutrición y American Journal of Clinical Nutrition, entre otros.

Acerca Redacción

También te puede interesar

De acuerdo a la OMS, en todo el mundo hay unos 50 millones de personas con epilepsia, de las que casi el 80% vive en países de ingresos bajos y medios.

Sanamente.mx.– Con el objetivo de aportar al ejercicio del derecho a la salud de las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *