El agua clorada puede aumentar el riesgo de cáncer de vejiga

México D.F., 22 de enero (Redacción LaSalud.com.mx).- El cloro es una sustancia que se encuentra en varios de los productos usados para la limpieza del hogar. Aunque la naturaleza del cloro es altamente tóxica, su concentración en este tipo de productos no suele ser peligrosa si se usan en forma adecuada. La acción desinfectante del cloro hace que sea utilizado en el agua de las piscinas o en el agua que llega a los hogares a través de las tuberías.

Es de sobra conocido que la ingestión o la inhalación de cloro puede causar daños graves a la salud, pero hasta ahora nada se había dicho sobre la exposición indirecta a esta sustancia, precisamente mediante el agua que se utiliza durante el baño y aquella que llena las piscinas. Lo más lógico sería pensar que cuando entramos en contacto con esta sustancia puede presentarse una irritación o tal vez una intoxicación si es que tragamos agua cuando nadamos en un balneario.

Sin embargo, una investigación reciente, llevada a cabo por expertos del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona, llegó a una conclusión sorprendente: la exposición al agua con cloro podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.

El equipo a cargo de la doctora Cristina M. Villanueva descubrió que las sustancias químicas usadas para desinfectar el agua, por lo general el cloro, pueden producir subproductos relacionados con un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer.

Los investigadores explicaron que los trihalometanos (THM), subproductos más frecuentes del cloro, pueden ingresar al organismo a través de la piel o por inhalación. Cuando los THM ingresan al organismo a través de la piel o los pulmones, explicaron, tienen un mayor efecto cancerígeno, pues no pasan por el hígado para su desintoxicación.

El estudio comparó a 1, 219 voluntarios con cáncer vesical con otros 1, 271 libres de la enfermedad. Todos fueron entrevistados sobre sus costumbres de exposición al agua con cloro a través del agua potable o las piscinas. También se analizaron los niveles de THM en el agua de todos los municipios participantes en el estudio.

Los expertos encontraron que las personas que vivían en casas con un nivel promedio de 49 microgramos por litro de THM, tenían el doble de riesgo de desarrollar cáncer de vejiga que los que recibían agua con una concentración de ocho microgramos por litro.

Las personas que bebieron agua con cloro presentaron un 35 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer vesical que aquellos que no la bebieron. El uso de piscinas con agua clorada elevó el riesgo a 57 por ciento, mientras que quienes tomaron baños prolongados en municipios con altos niveles de THM también corrían más riesgo. (Reuters Health)

vmgc

Opina Opina

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

DE es un padecimiento sexual masculino muy común a nivel mundial

La disfunción eréctil (DE) es un padecimiento sexual masculino muy común a nivel mundial, el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *