Imagen de la web

Conoce como el COVID-19 ataca la piel

El COVID-19 no sólo afecta a los pulmones, sino a otros órganos como el corazón, los riñones e incluso la piel. En un estudio dirigido por el King’s College de Londres se logró detectar que las lesiones cutáneas representan una señal de alerta temprana de esta enfermedad en un 17% de las 350 personas que se contemplaron en la muestra.

El SARS-COV-2 se asocia, principalmente, a granitos en el cuento que en medicina conocemos como exantemas virales y, los cuales, no se presentan de forma tan común al momento de realizarse las pruebas diagnósticas de esta infección; mientras que en los más pequeños cualquier infección viral puede causar algún tipo de sarpullido,” señala la doctora Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

Así, algunas de las señales cutáneas detectadas en pacientes con COVID-19 son las maculopápulas, pequeñas erupciones rojizas que aparecen en el área del torso. También se identifica presencia de ronchas capaces de provocar dolor o picor tanto en manos como en pies; pequeñas ampollas en las extremidades, así como zonas de la piel rosadas o blancas con apariencia de irritación y acompañadas de comezón, conocidas como perniosis like.

En los últimos meses hemos descubierto que hay otras manifestaciones importantes como los eritemas morbiliformes, un trastorno cutáneo que produce lesiones con un centro oscuro, rodeado de un anillo de color pálido y otro de borde rosado o rojizo. Casi siempre aparecen de forma cefalocaudal, es decir, de la cabeza a los pies. Otros pacientes comienzan con lesiones urticariformes: ronchas que van y vienen o, bien, ataques graves de ronchas con mucha comezón”, explicó la dermatóloga clínica, oncológica y tricóloga.

Te puede interesar…

De acuerdo con investigadores, la aparición de estas erupciones y lesiones puede deberse a cuatro factores: un ataque directo del virus, reacciones adversas a los medicamentos, una respuesta inmune. El estudio dio a conocer que, por lo general, estas manifestaciones duran entre cinco y 15 días, además de que aparecen sobre todo en mujeres,

Las lesiones más comunes, como el exantema, los sarpullidos, o la púrpura se presentan principalmente durante la infección y desaparecen al poco tiempo. Las urticarias, por otro lado, pueden durar de uno a tres meses, mientras que todas aquellas lesiones en las que pudiera haber isquemia o necrosis (muerte de la piel) podrían traer consecuencias a largo plazo como la pérdida de los dedos de los pies.

Es importante conocer estas manifestaciones para realizar exámenes de PCR a pesar de no tener síntomas respiratorios. No olvidemos que, durante el invierno, las enfermedades respiratorias son más comunes y, por lo tanto, hay que protegernos más. De igual manera, hay que cuidar nuestra piel, sobre todo cuando tenemos exantemas o erupciones. Lo ideal es utilizar jabones muy suaves llamados syndets para evitar irritaciones, así como lubricar con cremas mucho más untuosas para que la piel se sienta más confortable durante esta época de frío”, recomienda Jatziri Chávez.

DZ

Para saber más…

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Debido al COVID-19, 46 destinos mantienen sus fronteras completamente cerradas a turistas

Según investigaciones, el 98% de los destinos turísticos mundiales imponen algún tipo de restricción a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *