La importancia de detectar a tiempo la maculopatía senil

México D.F.- La maculopatía senil es un padecimiento visual que afecta a más de 10 millones de personas en México, informó el doctor Adolfo Monroy Montoya, especialista de la Unidad de Oftalmología del Hospital de Especialidades del CMN %u201CSiglo XXI%u201D del IMSS.


 


Este trastorno suele presentarse en personas mayores de 55 años de edad y se caracteriza por lesiones progresivas de la mácula (una pequeña área situada en el centro de la retina, la zona más fina de la visión). Aún cuando no hay ceguera total, sí produce dificultad para distinguir los detalles de las formas.


 


Los pacientes con este problema ven el rostro de las personas distorsionado, pues no logran distinguir las cejas, pestañas o los rasgos finos, explicó el doctor Monroy. %u201CLas imágenes se distorsionan, los renglones parecen torcidos y en las cuadriculas se desaparecen varios cuadros o se observan asimétricos. Cuando la alteración progresa se pierde realmente la visión con detalle%u201D, señaló.


 


De acuerdo con el especialista, la maculopatía por edad aparece cuando algunos de los vasos de las capas más profundas de la retina rebasan el epitelio pigmentario y empiezan a crecer por debajo del área macular. Esos vasos, por ser defectuosos, sangran o liberan líquido, desencadenando un problema de tipo degenerativo.


 


Los factores genéticos, tóxicos, nutricionales o ambientales, como la radiación ultravioleta se cuentan entre las posibles causas del problema. Algunos estudios han comprobado una relación con la arteriosclerosis; el tabaco ha sido considerado como un factor de riesgo, pero aún no existen pruebas concluyentes al respecto.


 


La maculopatía senil cursa dos fases: la húmeda y la cicatricial o seca. En la segunda etapa se forma una cicatriz, lo que causa un daño irreversible en el tejido, en esta etapa poco se puede hacer para ayudar al paciente.


 


El doctor Monroy Montoya informó que el tratamiento de la maculopatía por edad es caro, pues cada ampolleta del medicamento (verteporfina) cuesta entre 17 mil y 18 mil pesos, sin contar con el costo del equipo especial y la capacitación del personal. Sin embargo, la posibilidad de estabilizar la visión constituye su valor real, aseguró.


 


Para seleccionar a los candidatos a este tratamiento se sigue un riguroso protocolo. El diagnóstico se establece mediante un estudio fluorangiográfico, inyectando un medio de contraste al paciente y tomando una serie de fotografías mientras el colorante circula dentro del ojo, con lo que se detectan los vasos que están creciendo por debajo de la mácula, detalló el doctor Monroy.


 


Uno de los principales tratamientos ofrecidos por el servicio de oftalmología del CMN %u201CSiglo XXI%u201D es la terapia fotodinámica o fotocoagulación, que destruye la neovascularización mediante la energía térmica liberada de los pigmentos oculares cuando éstos reciben la luz de un rayo láser. De esta forma, se reduce la pérdida de visión causada por la neovascularización.


 


Monroy Montoya aclaró que la mejoría visual no es total, pues la enfermedad afecta a un tejido altamente especializado que, una vez dañado, pierde su capacidad regenerativa. %u201CEl tratamiento no mejora la capacidad visual del paciente, sólo la estabiliza%u201D, finalizó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Trabajadores del sector educativo de la CDMX podrán consultar su cita de vacunación desde hoy

DiariodelaCiudad.mx.- El Gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *