Sabías que el corral ayuda a tu bebé a mejorar su desarrollo psicomotriz.


  • Puede dificultar el aprendizaje del infante en la escuela

La costumbre o tradición que los padres tienen con respecto a las andaderas es completamente errónea, ya que éstas si se utilizan de manera constante suelen generar problemas de postura en el desarrollo psicomotor del niño.  

En la medicina física se estudia este tipo de padecimientos, desde el momento en que el niño nace y genera movimientos, cuando pretende mantener la cabeza equilibrada sobre sus hombros al estar sentado e incluso al intentar colocar su cuerpo completamente erguido, hasta el momento en que camina por sí mismo sin algún problema que llegase a afectar su fisionomía. 

Especialistas en Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social Delegación Estado de México Poniente, coinciden en mencionar que por comodidad o tradición los niños son colocados en andaderas para aprender a caminar; sin embargo, en el momento en que el cansancio llega al cuerpo del menor, éste reposa sobre el asiento con los pies cruzados y la espalda curveada, ocasionando así problemas posturales futuros. 

Por otra parte, al dejar su cuerpo descansado en esa posición las piernas están completamente arqueadas, lo que producirá en niño que su parado sea amorfo, es decir, que sus rodillas se mantengan separadas más de lo normal, además de deformar la cadera y el estómago. 

Este tipo de lesiones se van originando con el paso del tiempo y entre más se utilice dicho artefacto el problema se irá agravando, principalmente cuando el niño comience a caminar, ya que es el momento en el que va a entrelazar sus pies provocando tropiezos, o bien, que mueva la cadera de una manera anormal, causando daños que en ocasiones pueden ser irreversibles. 

Por la forma que tienen las andaderas para brindar seguridad a los niños, con un aro mayor en la parte inferior y uno menor en la superior impidiéndole alcanzar algunos objetos que le puedan causar algún daño, genera en realidad un problema al momento del aprendizaje específicamente en la lectoescritura, haciendo que éste confunda letras, palabras o números, además de crear inseguridad para tomar objetos, mencionaron los especialistas.  

La alternativa para los infantes que se encuentran en la etapa de dar sus primeros pasos, es a través de la utilización de  corrales o cunas que cuentan con barras protectoras altas y dejarlo rodeado de sus juguetes, para que en ese espacio el bebé se ejercite gateando, levantándose, ruede, tome objetos, dé sus primeros pasos, aprenda a sentarse y sobre todo a caer. 

Cabe destacar que la mejor manera de contribuir como padre en el desarrollo de los hijos, es previniendo problemas futuros en su fisionomía; enseñarlos a gatear y desarrollando en ellos la confianza necesaria para dar sus primeros pasos al explorar su entorno de manera adecuada es el mejor consejo que pueden otorgarles los padres. 

Ante cualquier anormalidad que se detecte en la postura de sus hijos o en la fisionomía de su cuerpo, es necesario acudir a su Unidad de Medicina Familiar para corregir en tiempo y forma cualquier problema postural y de ser necesario canalizarlos con un especialista. 

Con acciones como ésta, la Delegación Regional Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social, refrenda su compromiso de informar a la población acerca de problemas que puedan afectar su salud y bienestar.        

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Novo Nordisk México es reconocida por GPTW como la empresa #1 para trabajar

Novo Nordisk México fue nombrada la empresa #1 para trabajar en México dentro de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *