Medicamento ayudaría a víctimas de estrés postraumático

México D. F.- Las respuestas fisiológicas posteriores a un evento traumático (como los experimentados por víctimas de violaciones y guerras) pueden reducirse mediante el uso de un medicamento, aseguran investigadores de la Universidad McGill en Montreal, Canadá.


 


Estos científicos afirman que es posible borrar las emociones asociadas a los malos recuerdos, en particular a los que causan el llamado Trastorno por Estrés Postraumático (TEP), que afecta a una de cada tres personas que son víctimas de eventos violentos y traumáticos.


 


De acuerdo con el estudio, una dosis de propranolol (un beta bloqueador usado para el tratamiento de la hipertensión) administrada a las pocas horas de ocurrido el evento traumático, puede reducir las respuestas fisiológicas asociadas al mismo. Aclararon que el fármaco no bloquea el mal recuerdo en sí mismo, sino las malas emociones asociadas a éste.


 


Karim Nader, director de la investigación, explicó que %u201Cen una parte del cerebro se guarda toda la información consciente, todos los detalles que recordamos de cierto evento y otra parte guarda todo el aspecto emocional, los sentimientos asociados a este hecho%u201D.


 


Así, el objetivo del estudio fue eliminar el poder destructivo de un recuerdo y transformarlo en un recuerdo que sigue siendo %u201Cmalo%u201D, pero es %u201Cnormal%u201D. Por medio del medicamento se buscó bloquear la parte emocional del recuerdo traumático.


 


%u201CNo bloqueamos la parte consciente del recuerdo, es decir, la gente que recibió el medicamento podía recordar los detalles del trauma, pero ya no se mostró abrumada o incapacitada por éste%u201D, detalló Nader.


 


Para realizar el estudio, se eligió a un grupo de individuos con TEP crónico, los cuales recibieron una dosis de propranolol después de describir el evento que les había causado el trauma. Otro grupo fue tratado con un placebo.


 


Una semana después, los voluntarios volvieron a describir el evento traumático mientras se monitoreaba su ritmo cardíaco y otras respuestas fisiológicas, como la conductividad de la piel o la dificultad para respirar. Los investigadores encontraron que dichas respuestas fueron mucho más pequeñas en los individuos que tomaron el medicamento.


 


%u201CUna de las voluntarias estudiadas había sido violada a los 12 años y durante 30 años nunca había podido hablar del hecho. Después del tratamiento, comenzó a hablar sobre la violación y pudo hacerlo con detalle, lo cual quiere decir que la parte emocional que durante muchos años la había incapacitado, ya no estaba allí%u201D, relató el profesor Nader.


 


Todo parece indicar que los efectos del medicamento son duraderos, ya que tres meses después del primer tratamiento los voluntarios siguieron mostrando las mismas reacciones.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS cumple 78 años de brindar seguridad social a su derechohabiencia

Durante 78 años, los sectores obrero, patronal, gobierno y trabajadores han construido la grandeza del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *