Utilizan plantas medicinales para eliminar hongos de hortalizas

 El doctor Ramón Jaime
Holguín-Peña, del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor),
unidad La Paz, Baja California Sur, trabaja en la búsqueda de compuestos
antimicrobianos derivados de plantas medicinales mexicanas que puedan
utilizarse como fungicidas (eliminen hongos) en la agricultura orgánica de las
hortalizas.

El equipo de trabajo del Laboratorio de Fitopatología de
este Centro colectó en diferentes zonas del estado de Hidalgo alrededor de 200
plantas con antecedentes de actividad antimicrobiana.

Tras experimentar con los ejemplares recolectados, se
seleccionaron dos organismos que demostraron efectividad en el control de
enfermedades micóticas: se trata del orégano de monte (Lippia palmeri) y la
gobernadora (Larrea tridentata), plantas ampliamente distribuidas o de fácil
domesticación.

El recurso etnobotánico seleccionado se usó para elaborar
dos extractos artesanales que permitieran controlar de forma natural al hongo
Fusarium oxysporum, el cual produce la fusariosis, enfermedad que puede afectar
el tallo y las hojas de hortalizas.

Los extractos fueron preparados a partir de dos agentes que
son susceptibles de usarse en la agricultura orgánica: agua y etanol. De
acuerdo con el doctor Ramón Jaime Holguín-Peña, la fórmula realizada a base de
alcohol puro es efectiva y de larga duración, pero el costo de la materia prima
pudiera ser elevado para ser utilizado en grandes cantidades, por lo que no
conviene a los pequeños productores.

En tanto, la formulación que contiene una parte de alcohol y
una de agua es menos costosa, pero menos duradera, debido a que tiende a
fermentarse relativamente rápido.

A decir del doctor Holguín-Peña, estos productos son de
fácil preparación, por lo que el propio agricultor puede elaborarlos; además,
no son tóxicos para el ser humano ni al medio ambiente.

Cabe señalar que dada la naturaleza de la formulación de
estos productos es recomendable usarlos a más tardar 15 días después de su
elaboración, y utilizarlos básicamente como preventivos de la enfermedad.

El investigador del Cibnor explicó que la aplicación de este
tipo de extractos se dará también en función de la etapa en que se encuentre el
cultivo. En el caso de las plántulas, la formulación se coloca directamente en
el suelo, mientras que cuando éstas se han desarrollado, puede ponerse en la
parte aérea de la planta o en forma de aspersión en el tallo.

Asimismo, el doctor Ramón Jaime Holguín-Peña señaló que no
es necesario aplicar el compuesto orgánico todos los días, debido a que la
presión de la enfermedad varía con las condiciones ambientales, por lo que
habrá que hacerlo %u201Ccuando haya alta humedad relativa y días nublados.%u201D

Los extractos de plantas medicinales de este Centro Público
de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) han
sido probados con éxito en jitomate en condiciones de invernadero; sin embargo,
el investigador destacó que a ese nivel la enfermedad no es representativa de
un cultivo real, por lo que aún falta probar el desarrollo en mayor escala.

Si bien el Laboratorio de Fitopatología del Cibnor ha
concluido esta parte del proyecto (financiada por los Fondos Mixtos del
Gobierno de Hidalgo y el Conacyt), sus integrantes decidieron dar continuidad a
esta línea de investigación, y actualmente trabajan con este tipo de extractos
para el control de enfermedades en la albahaca y otras especies aromáticas, con
el apoyo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación (Sagarpa). (Agencia ID)

 

 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hospital de Expansión del IMSS en el Autódromo Hermanos Rodríguez cerrará el 15 de julio

El Hospital de Expansión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Autódromo Hermanos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *