Inicia el 14 Congreso de Investigación en Salud Pública

El Secretario de Salud, Dr. José Ángel Córdova Villalobos, inauguró el 14 Congreso de Investigación en Salud Pública, evento internacional que cada dos años organiza el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) para proveer a investigadores, académicos, empresarios, activistas sociales y tomadores de decisiones mexicanos y de otros países, un foro de discusión, análisis, intercambio y difusión de métodos y resultados de investigación científica, así como de estrategias para fomentar la participación social en la solución de los principales problemas de salud pública de México y el mundo.


Acompañado del Dr. Mario Henry Rodríguez, Director General de la institución organizadora, y del Secretario de Salud del estado de Morelos, entre otros funcionarios, el Dr. Córdova hizo entrega de la Medalla al Mérito en Salud Pública al Dr. José Ignacio Ávalos Hernández durante la ceremonia inaugural, además de participar como expositor en la Sesión Plenaria %u201CEstrategias para la prevención de obesidad, diabetes y enfermedades crónicas%u201D.


En su mensaje, el Dr. Córdova reconoció la labor del INSP, al señalar que %u201Cbuena parte de las políticas públicas se fundamenta precisamente en las evidencias que se generan en este instituto%u201D, por lo que resulta %u201Ctan fundamental%u201D el trabajo que realizan %u201Clos investigadores de esta gran institución y que día a día nos permiten analizar con claridad, con frialdad los resultados de los estudios que determinan hacia dónde debemos de conducir las acciones para mejorar la salud de todos los mexicanos%u201D.


Y abundó al respecto: %u201CEste instituto, que tiene un reconocimiento internacional y que, de hecho, es uno de los pocos aceptados directamente por la Escuela de Salud Pública de Estados Unidos como una de las instituciones con todos los méritos, la acreditación y la certificación que requiere, ha aportado grandes contribuciones a la salud pública nacional y la sigue aportando en diversas áreas y diversos temas%u201D. De ahí %u201Cla obligación de seguir apoyando a este gran instituto%u201D, cuyo fruto %u201Cse ve reflejado en múltiples acciones%u201D.


De igual forma, señaló que en nuestro país el problema de las enfermedades crónicas ha seguido creciendo hasta convertirse en la primera causa de muerte, con el consiguiente impacto social en el bienestar y la calidad de vida.


Asimismo, señaló que México está muy cerca de lograr la cobertura universal en salud, lo cual se ha logrado ya en muchos de los estados de la República, objetivo que se pretende conseguir este año o el próximo, evitando los gastos empobrecedores para las familias más desprotegidas, lo cual irá acompañado de una póliza de derechos, de la infraestructura suficiente y del personal capacitado, con setenta mil trabajadores que han sido regularizados durante los últimos tres años.


Ya en su presentación, titulada %u201CAcuerdo nacional para la salud alimentaria: estrategia contra el sobrepeso y la obesidad%u201D, señaló que la complejidad del problema de la obesidad en México rebasa al sector salud, por lo que su solución debe buscarse de manera multisectorial, entre los tres poderes y los tres niveles de gobierno.


El titular de la Secretaría de Salud federal mencionó que la prevalencia en adultos se ha triplicado desde 1980, y que hoy tres de cada diez niños presentan obesidad. Asimsimo, afirmó que entre 7% y 11% de las muertes prematuras son causadas por enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad, y que en el 2008, 46 mil familias sufrieron alguna de ellas.


Entre los cinco pasos indispensables que debe seguir la población para hacer frente a la obesidad, el Dr. Córdova mencionó la práctica de algún deporte o ejercicio, el consumo de agua, la ingesta de frutas y verduras, la medición no solo referida a la toma de medidas corporales, sino en el control de lo que y cuanto se come, y la difusión entre los amigos y familiares de la información de estas medidas o pasos.


Asimismo, destacó algunos de los logros de la dependencia a su cargo y del gobierno federal en materia de salud pública, entre ellos la definición de los lineamientos para el expendio o distribución de alimentos en planteles de educación básica, que ubica a México como uno de los 15 países que cuentan con una normatividad similar; la unificación de las cartillas nacionales de salud, la creación de unidades médicas de especialidades, de las cuales actualmente existen 101; así como el incremento del presupuesto de la Secretaría de Salud destinado a la prevención de enfermedades crónicas, que hoy alcanza el 7.5% del total de los recursos que ejerce esa dependencia.


Finalmente, el Dr. Córdova Villalobos mencionó la existencia de estudios cuya evidencia demuestra la necesidad de combinar intervenciones para hacer frente a la obesidad, como son medidas fiscales, el etiquetado de productos y la autorregulación de la publicidad, y señaló como principal reto la generación de una nueva cultura para la salud.


Otro de los expositores de la primera sesión plenaria, el Dr. Carlos Monteiro, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, señaló varios de los logros conseguidos por el gobierno del presidente Lula da Silva en materia de mala nutrición, como la rápida disminución de esta durante los primeros años de vida con eliminación o reducción de las desigualdades sociales por medio de la mejoría de ingresos, la escolaridad materna y la universalización de la salud, que permitieron la reducción de la concentración del ingreso de 60.0% en 1992 a 55.3% en 2007.


No obstante, mencionó que cada año el exceso de peso avanza un punto porcentual en Brasil por los cambios que ha sufrido la dieta, donde la ingesta de alimentos enteros y con un mínimo procesamiento (como arroz, frijol, leche y huevos) ha sido sustituida por el consumo de alimentos ultraprocesados (como son los biscochos, los refrescos, los dulces, los embutidos, los quesos y la comida rápida), los cuales no solo contienen más sodio, grasas saturadas, azúcar, calorías líquidas y densidad energética, así como menos fibras, sino además son hiperpalatables, vienen en porciones gigantes y son acompañadas por un marketing agresivo, que ocupa el 95% de la publicidad, además de que incluso ahora se diseñan productos específicamente para personas de bajos ingresos.



El Dr. Monteiro advirtió que si bien algunos productos ultraprocesados pueden ser mejorados en algunas de sus propiedades, no lo son en lo que se refiere a sus características intrínsecas, por lo que la única forma de controlar la sustitución de alimentos tradicionales por ultraprocesados es a través de políticas públicas tales como acciones de información y de regulación, que incluyan restricciones en la publicidad de los alimentos ultraprocesados, impuestos y subsidios (en la inteligencia de que muchas empresas tienen más financiamiento y recursos que muchas de las propias naciones), compras preferentemente de alimentos tradicionales por programas que tienen financiamiento público, con apoyo importante de la agricultura familiar.


Por su parte el Dr. Jaakko Tuomilheto de la Universidad de Helsinki, en una conferencia videograbada, aseguró que la diabetes tipo II se puede prevenir por medio de formas de vida saludable, actividades primarias de prevención, entre ellas la prevención de la obesidad; coordinación de la promoción de la salud en todos los niveles y planeación ambiental, entre otras, como ha sido documentado exitosamente en Finlandia.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Yoga for Smiles invita a practicar yoga por una buena causa

Por tercer año consecutivo, Smile Train promueve la campaña Yoga For Smiles 2021para celebrar el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *