Estudio piloto mexicano de %u201CCancer Causes & Control%u201D muestra la eficacia de la prueba del VPH

Un estudio publicado hoy %u201Cprimero en línea%u201D en Cancer Causes & Control demuestra que el análisis del virus del papiloma humano (VPH) mediante la prueba digene® HPV de QIAGEN ofrece un control más eficaz del cáncer cérvicouterino frente al Papanicolaou rutinario (citología). El estudio contó con la participaron de 50 000 mujeres de todo México, el primer país latinoamericano que implementa un programa nacional de tamizaje para los tipos de alto riesgo del VPH que pueden causar cáncer cérvicouterino.
 
Esta investigación constituye la mayor demostración de cribado primario del VPH realizada en América Latina. Concebida como estudio piloto para determinar la aplicación real y el rendimiento de las pruebas de ADN del VPH en el sistema sanitario nacional de México, el estudio confirmó la viabilidad y eficacia de la prueba del VPH como estrategia de tamizaje primario del cáncer cérvicouterino en un programa nacional de base poblacional.
 
%u201CLos programas poblacionales que utilizan pruebas del VPH-alto riesgo pueden mejorar la prevención y el control del cáncer cérvicouterino en México y en otras poblaciones en las que el tamizaje citológico sea inadecuado para detectar los precursores del cáncer cérvicouterino”, afirma el autor principal del estudio, el Dr. Eduardo Lazcano-Ponce, Director Ejecutivo del Centro de Investigación en Salud Poblacional del Instituto Nacional de Salud Pública de Cuernavaca, México. “Los resultados obtenidos son la prueba contundente de la eficacia de los programas poblacionales de tamizaje del ADN del VPH.”
 
“Nuestro estudio aporta evidencia clara de la necesidad de ampliar las pruebas del VPH en México y países similares. En calidad de estudio piloto de aplicación práctica, la investigación fue diseñada considerando las cuestiones y los problemas diarios que afrontan los médicos y administradores de hospitales en un entorno clínico habitual. Aun con estas consideraciones, el estudio demostró buenos resultados en la implementación de una estrategia de control del cáncer cérvicouterino con la prueba de VPH. Es muy probable que estos resultados tengan gran repercusión en América Latina, ya que la región cuenta con una tasa de cáncer cérvicouterino elevada. Asimismo, el estudio podría gozar de resonancia en Europa, donde algunos gobiernos están actualmente tratando de implementar nuevos programas nacionales de tamizaje del cáncer cérvicouterino,” manifestó el Dr. Attila T. Lorincz, coautor del estudio y profesor de Epidemiología Molecular en el Wolfson Institute of Preventive Medicine de Londres.
 
A las 50 159 mujeres que participaron en el estudio, dentro del programa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),se les hizo tanto la citología convencional como la prueba de ADN del VPH con la prueba digene HPV de QIAGEN (también conocida como la prueba Hybrid Capture® 2 HPV DNA). %u201CLos resultados mostraron que la sensibilidad clínica de la prueba de detección del ADN del VPH utilizando la prueba digene HPV es dos veces superior a la de la citología, ya que detecta el 93,3% de las lesiones pre cancerosas y cancerosas, en comparación con el 40% de la citología. Según los autores del estudio, una mejor detección aumenta las posibilidades de intervenir con un tratamiento temprano, y la sensibilidad superior de la prueba del VPH permite intervalos de tamizaje sustancialmente mayores, ofreciendo así una buena relación coste-eficacia.
 
En países renta media como México, que cuentan con la infraestructura necesaria para integrar en el sistema sanitario el tamizaje rutinario del cáncer cérvicouterino pero donde las barreras geográficas, culturales y económicas impiden que muchas mujeres se hagan regularmente la prueba de Papanicolaou, la prueba del VPH es una alternativa estratégica. “La citología cervical ha reducido considerablemente la incidencia de cáncer invasivo del cuello uterino en los países industrializados. Sin embargo, esta opción requiere la repetición de la prueba de Papanicolaou a intervalos cortos, la confirmación de anomalías por colposcopía, la realización de biopsias y la confirmación histológica con el fin de tratar las lesiones precursoras de cáncer. Este tipo de programa es muy costoso y muchos países en desarrollo no se lo pueden permitir “, escribe el Dr. Lazcano Ponce,  %u201CSe necesitan nuevas alternativas de mayor sensibilidad para prevenir el cáncer cérvicouterino , que contribuyan a mejorar el tamizaje  … Las pruebas del VPH han demostrado ser una herramienta de detección de alta sensibilidad para las lesiones cervicales precursoras de cáncer y se han utilizado con éxito en diversos entornos clínicos; diversos ensayos clínicos y estudios epidemiológicos han demostrado la idoneidad de la prueba del VPH-alto riesgo en los programas poblacionales%u201D.
 
La prueba del VPH de Captura de Híbridos 2 de QIAGEN utiliza una avanzada tecnología molecular altamente sensible, estandarizada y fiable. La prueba se puede automatizar para lograr un rendimiento elevado. Además, proporciona resultados objetivos y requiere menos recursos técnicos que la citología.
 
“Los últimos resultados demuestran que la aplicación de la prueba del VPH es factible y altamente eficaz”, afirma Peer Schatz, Director General de QIAGEN. “El estudio supone la confirmación de que la prueba de VPH puede – y debe – ser implementada en México y otros países.  La prueba del VPH de QIAGEN ya se está utilizando en Estados Unidos y Europa. La inclusión de la prueba de VPH como procedimiento estándar de atención médica en México y otros países similares es un paso importante en la lucha contra el cáncer cérvicouterino a nivel mundial.%u201D
 
Información sobre el cáncer cérvicouterino y la prueba digene HPV
A nivel mundial, el cáncer cérvicouterino afecta cada año a unas 500 000 mujeres, siendo la segunda neoplasia maligna más común en las mujeres. Como la causa del cáncer cérvicouterino es conocida y se puede identificar a las mujeres afectadas, la enfermedad se puede prevenir y tratar con éxito si las mujeres tienen acceso a programas de prevención organizados.  
 
En EE.UU., la prueba digene HPV se ha homologado para el uso conjunto con la prueba de Papanicolaou en mujeres a partir de 30 años. En Europa ha sido aprobada como prueba de cribado inicial para la población general, pudiéndose utilizar de forma individual o junto con una prueba de Papanicolaou. También se utiliza como prueba de seguimiento en caso de que se obtengan resultados no concluyentes en la prueba de Papanicolaou. Para obtener más información sobre el VPH y el cáncer cérvicouterino, visite: 
www.theHPVtest.com. 
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Se aplicaron 95 mil 095 vacunas en las unidades médicas que atienden la pandemia en todo el territorio nacional

Este jueves, 329 mil 983 profesionales del sector Salud que atienden a pacientes con COVID …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *