Ortorexia, transtorno alimenticio que afecta a jóvenes entre 20 y 35 años de edad.

Aislamiento, la principal consecuencia; conduce a depresión, angustia y soledad
 
La ortorexia es un trastorno relacionado con malos hábitos alimenticios que afecta principalmente a jóvenes de entre 20 y 35 años de edad, quienes buscan de manera obsesiva alimentos saludables y practican ejercicio en exceso.
 
Esta situación rígida y obsesiva los lleva también a vigilar la preparación del alimento, desde la manera de cocinarlo (uso de aceite, sal, etcétera) hasta el material de los utensilios que utilizan: peltre, madera, aluminio o cerámica. Al no cumplirse las reglas autoimpuestas, dejan de comer.
 
El doctor Alejandro Córdova Castañeda, especialista del Hospital de Psiquiatría %u201CDr. Héctor Hernán Tovar Acosta%u201D, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que esta conducta se debe a que los pacientes sienten ansiedad, angustia y desesperación al no poder desarrollar una alimentación común.
 
Dicha situación los conduce a un aislamiento de su círculo social porque no pueden comer lo mismo que los demás, al no tener la garantía de que los alimentos son totalmente saludables, por lo que no se sienten a gusto al convivir con otras  personas.
 
Los factores sociales que condicionan hábitos, delimitan modas y formas de vida generan además una actitud imperiosa en estos pacientes, por cuidarse, verse bien y buscar una situación de salud en forma extrema.
 
El psiquiatra Córdova Castañeda detalló que a diferencia de la anorexia y la bulimia, en la ortorexia las personas buscan llevar una alimentación sana y estar desintoxicados a través de una obsesión. Los principales riesgos a que se enfrentan los pacientes ortoréxicos son depresión, angustia y soledad porque se aíslan, pues no comparten la alimentación habitual de las personas que los rodean.
 
En el Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo, se brinda atención integral a través de la orientación de nutriólogos, para que los pacientes lleven una alimentación equilibrada, contemplando la calidad y la cantidad de los alimentos que cubran sus necesidades nutricionales.
 
Ésta se complementa con apoyo psicológico y psiquiátrico, con la finalidad de que se localice el origen del trastorno para atenderlo y, de este modo, lograr que la persona organice estilos de vida saludables y acepte que para tener una vida sana, requiere de una alimentación balanceada, en la que se incluyan todos los grupos alimenticios.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS reconoció el valor y la disciplina del personal de enfermería

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconoció el valor y la disciplina del personal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *