Se inauguró el Primer Congreso Latinoamericano de Farmacoepidemiología

Los medicamentos permiten recuperar la salud o controlar padecimientos, pero también existe el riesgo de efectos negativos, en ocasiones más graves que la propia enfermedad, por lo que es necesario someterlos a estudios a fin de contar con fármacos libres de riesgos sanitarios para la población, aseguró el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.
 
Al inaugurar el Primer Congreso Latinoamericano de Farmacoepidemiología, en el Instituto Nacional de Cardiología, puntualizó que cualquier medicamento puede tener un efecto adverso y algunos con complicaciones graves, a pesar de haber pasado todas las pruebas que permiten su comercialización en el mercado.
 
Por lo anterior, hizo un llamado a la población en general a dar a conocer cualquier efecto negativo de los medicamentos, ya que cuando son consecuentes, es necesario retirarlos del mercado. Asimismo, exhortó a los médicos a informar a sus pacientes sobre los posibles síntomas que se presentan con determinado fármaco.
 
Detalló que el profesional de la salud debe participar en el proceso de prescripción, dispensación y administración de medicamentos con un adecuado seguimiento del paciente y de los efectos producidos por el tratamiento, pero para ello se requiere un cambio de actitud y que vean a la vigilancia como una oportunidad para mejorar la práctica médica y la salud de los mexicanos.
 
En su mensaje a los asistentes al Congreso, provenientes de Canadá, Costa Rica, Estados Unidos y España, entre ellos la Presidenta de la Sociedad Internacional de Farmacoepidemiología, Miriam Sturkenboom, Córdova Villalobos explicó que la farmacoepidemiología es una ciencia que va más allá de la vigilancia y se aboca al estudio de las consecuencias del uso de medicamentos con la utilización de métodos epidemiológicos, considerando el área económica.
 
 
 
Esta disciplina ha tenido representación internacional desde 1986 mediante la Internacional Society Pharmacoepidemiology (ISPE), pero en México su desarrollo tiene una gran ventana de oportunidad, dado que todavía no hay integración entre quienes la ejercen y existen menos de 20 farmacoepidemiólogos mexicanos.
 
En ese contexto, destacó la importancia de este primer Congreso, en el cual se ahondará y discutirá el desarrollo de estudios sobre el tema, a fin de  crear líneas de investigación que permitan a las autoridades, investigadores y al sector industrial tomar acciones, vinculando los esfuerzos realizados con soporte en evidencia científica.
 
En entrevista, alertó del peligro de la automedicación, sobre todo con medicamentos como la ampicilina, ya que aun cuando es muy efectivo para el tratamiento de enfermedades, su uso indiscriminado o inadecuado puede crear resistencia, por ello, siempre se debe acudir con el médico para tomar el fármaco en el tiempo y dosis adecuados.
 
En su oportunidad, el Comisionado Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios, Miguel Ángel Toscano Velasco, informó que la dependencia a su cargo cuenta con un centro nacional de farmacovigilancia, que captura información de todas las áreas correspondientes en el país.
 
En 2008 se recibieron más de 17 mil notificaciones de reacciones adversas por consumo de medicamentos, de las cuales 27% afectó la piel y 24% impactó en el sistema gastrointestinal. 
 
Hizo hincapié en que los medicamentos pueden ocasionar reacciones adversas que no han sido detectadas durante el periodo de investigación, por ello deben ser vigilados desde el momento de su formulación hasta después de su consumo por los pacientes, pues los estudios preclínicos, ensayos clínicos y certificación en Buenas Prácticas de Fabricación,  no son los únicos indicadores de eficacia y seguridad.
 
Resaltó que México destaca en sus tareas de farmacovigilancia de efectos adversos provocados por vacunas, al formar parte de la red de países centinelas de efectos adversos de nuevas vacunas, en el que también están Argentina, Venezuela, Panamá y Brasil,  coordinado por las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud.
 
Finalmente, anunció que durante este mes se pone en operación dentro de la página de COFEPRIS una ventana en la cual toda la población podrá notificar cualquier efecto de los fármacos, con el fin de ampliar la detección de las consecuencias de su uso.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La incidencia máxima de trastornos de la conducta alimentaria se da entre los 15 y 25 años

Sanamente.mx.- Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) generalmente aparecen durante la adolescencia o adultez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *