Inicio / Avances / Entrevista al el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos

Entrevista al el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos

P.- Usted señaló hace unos minutos que es necesario un cambio de actitud epidemiológica para evitar incriminaciones, ¿esto qué requiere, cambios legislativos en México?
 
R.- La Legislación es bastante clara en cuanto a la responsabilidad del médico de informar en el caso de eventos adversos a los medicamentos, sin embargo, en ocasiones los mecanismos para realizarlos hacen que esto se derive en una situación complicada, lo que durante muchos años ha prevalecido y había hecho que los reportes de efectos adversos fueran muy bajos. 
 
Ahora estamos procurando incentivar a la población médica para que todos estos efectos adversos se evidencien, se manifiesten, para pode tener una mejor vigilancia sobre los medicamentos que están siendo utilizados y en aquellos casos donde estos efectos se repitan, algunos de ellos puedan ser retirados incluso de la circulación.
 
P.- ¿Hay buenos avances en este sentido?


R.- Si, se han, por lo menos, triplicado el número de reportes en los últimos años, cada año, pero todavía son muy pocos comparados con los que tienen en otros países, creo que este tiene que ser un trabajo continuado, porque son ciencias de reciente impulso, digámoslo así, pero que son fundamentales; en el aspecto farmacéutico hay muchas condiciones en las cuales vamos avanzando.
 
Esto de fármacovigilancia, lo de fármaco equivalencia para la calidad de los productos, la distribución de los medicamentos, el acceso a los mismos, el costo que están teniendo, el retiro del requisito de planta, en fin, tiene el Gobierno mexicano una política pública global en relación a los aspectos farmacéuticos con el fin de mejorar una condición que es fundamental en el tratamiento de los pacientes, que no pudiera ser completo la  atención de un paciente si no tenemos fármacos de calidad y a buen precio.
 
P.- Doctor, ¿Cuál es el número de efectos adversos en los medicamentos?
 
R.- Es que es muy variable, cualquier medicamento puede tener eventualmente un efecto adverso y hay medicamentos que bueno, son muy complicados, algunos de los cuales, incluso después de pasar todas las etapas de evaluación, que son cuatro etapas y que les pueden tomar hasta 10 años, entran al mercado, se comercializan y aparecen algunos efectos que en los grupos de investigación no se habían presentado. Y esto ha hecho eventualmente aquí y en otros países que se retiren del mercado algunos medicamentos, entonces la fármaco vigilancia no se acaba en el momento que se autoriza un medicamento, sino al contrario, ahí empieza, y es donde es más importante porque su uso va ser ya masificado, va ser generalizado.
 
P.- ¿Cuántos medicamentos han sacado de la circulación?
 
R.- No sé exactamente, pero si ha habido varios medicamentos, en muchos casos la información ha venido de otros países y como son a veces empresas trasnacionales ellas mismas antes de que se les dé la indicación deciden retirarlo del mercado porque ya en otro país ya les hicieron esta observación.
 
P.-Sobre los tratamientos no cumplidos por los pacientes, ¿Cómo andamos?
 
R.-Bueno, estamos tratando de crear una cultura diferente por la salud y que debe de pasar por varias situaciones:  una, el evitar al máximo la automedicación. El paciente debe de entender que el único que le puede prescribir es un profesional de la salud, ya no digo nada más los médicos porque como ustedes saben, las enfermeras ya están autorizadas también para prescribir.
 
Segundo, que cuando acudan con el médico, deben de seguir su prescripción tal como se da, en muchas ocasiones y sobre todo para los padecimientos crónicos, cuando hablamos por ejemplo de problemas como la tuberculosis, en donde los tratamientos pueden durar de seis hasta 18 meses, el paciente a los dos o tres meses ya se siente bien, entonces abandona el tratamiento y esto crea cepas resistentes que hace muchísimo más complicado.
 
Entonces es importante cumplir con los tratamientos tal y como son prescritos, y por otro lado, esta cultura de señalarle al médico cuando haya algún efecto adverso que también el médico debe de advertir al paciente.
 
Porque en ocasiones, si uno no le advierte al paciente, al sentir efectos raros, pues dice %u201Cquién sabe qué me estarán dando, que me está yendo peor%u201D y no lo advierte al médico, entonces se evita el beneficio que se pudiera tener de ese reporte de un efecto adverso.
 
Entonces, creo que tenemos que trabajar juntos médicos y pacientes para poder ir avanzando en la calidad de los medicamentos y que aquellos cuyos efectos adversos se repiten en un número peligroso o no permisible o efectos complicados pues deben ser retirados de la circulación.
 
 La mayoría de los  medicamentos que existen en el mercado son bastante seguros y en algunos de ellos sí hay efectos colaterales, pero que son pre visibles y son leves. Entonces en este aspecto, insisto, lo importante es la buena comunicación con el paciente para que sepa lo que puede pasar y muchos de ellos, los efectos adversos desaparecen al suspender la medicación. El problema es cuando desencadenan reacciones inmunológicas que a veces, quita uno el medicamento y sigue el efecto adverso y se va complicando más.
 
P.-¿En qué tratamiento o con qué medicina son con los que los pacientes abusamos más o no respetamos, lo que e las indicaciones?
 
R.- Yo creo que en general esto se hace sobre todo para problemas %u201Csimples%u201D, una diarrea, un problema de una faringoamigdalitis, un problema de una cefalea, pero algunas de estas enfermedades pueden evolucionar o complicarse, o ser causados por problemas que pueden ser más graves, por eso es importante el poder seguir avanzando hacia la cobertura universal, para que el paciente sin el temor de lo que le va costar la consulta o el tratamiento acuda con el médico y sea el médico, quien con una buena capacitación y una buena calidez en el trato con el paciente, lo pueda aconsejar y guiar para hacer el mejor tratamiento, yo creo que esto del acceso universal va a ir disminuyendo las posibilidades de automedicación.
 
P.- Tiene alguna estadística al año de cuántas personas por no respetar el tratamiento caen en resistencia bacteriana o en otros efectos adversos?
 
R.-No precisamente, pero lo que sí puedo decir porque lo comentaba hace dos días con uno de los mejores infecto logos que hay en el país, es que los índices de resistencia a los antibióticos en México están llegando a niveles muy elevados, precisamente por la automedicación, mientras que una ampicilina por ejemplo, que es un medicamento espléndido, en algunos países la resistencia es de 7 a 10%, en nuestro país puede llegar a ser de 50 o 60% y esto es muy delicado, muy delicado que las personas, sobre todo este tipo de medicamento los antibióticos o algunos otros medicamentos que son más complejos los usen de manera indiscriminada.
 
Los que son los OTC, que son los medicamentos de libre acceso, que pueden ser los analgésicos, un anti espasmódico, en ese caso no hay más que la vigilancia cuando se quita un dolor, de que el dolor no siga presentándose porque puede ser una causa grave, pero sí el uso indiscriminado de los antibióticos, sí está empezando a tener efectos delatores en nuestro país.
 
P.-Me podría decir ¿Cuánto se gasta en la compra de medicamentos?
 
R.-En el sector público alrededor de 40 mil millones de pesos
 
P.- ¿Y sabe cuántos de los medicamentos no se utilizan de forma adecuada?
 
R.- No, es un patrón que es difícil de saber, ya estamos buscando acciones precisamente que nos permitan tener un uso más eficiente de los medicamentos desde diferentes puntos de vista.
 
P.-Ayer en su reunión con el Príncipe de Bélgica. ¿Qué temas se tocaron?
 
R.- Precisamente en interés que tiene Bélgica en poder integrarse al mercado mexicano de los medicamentos.
 
Bélgica es un país que tiene una industria farmacéutica muy sólida y nosotros pues bueno, le expresamos todo nuestra disposición también de esta apertura, para que platiquen con el comisionado, vean los requisitos que se tienen, porque la ley es igual para todos y podamos enriquecer el abasto de medicamentos en nuestro país, con medicamentos que tienen antecedentes históricos de calidad como son los de Bélgica, fue básicamente el tema.
 
También se refiere un poco a los trámites que todavía en algunos casos son lentos de registro, mencionamos que estamos evolucionando de una manera rápida y nos ofrecieron poder intercambiar experiencias sobre la sistematización de toda la información en la Secretaría de Salud y en los Sistemas de Salud, que ellos ya lo han implementado en un país que es chiquito y es mucho más fácil, sobre todo el control electrónico, por ejemplo, desde los expedientes, el manejo de los mismos medicamentos, con esto se facilita el control de reacciones adversas porque entonces ya entra el expediente y puede a través de una base de datos ser manejado y rápidamente tomar acciones.
 
Gracias.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Semana de la Resistencia a los Antimicrobianos

En el marco de la Semana de la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM) la cual …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *