Inicio / Noticias / Lourdes Guiza

Lourdes Guiza


Única mujer en casa con tres hijos varones, la mejor manera de proteger mis pants de sus masculinas garras, es que sean lo único rosa en mi guardarropa para que inequívocamente vayan a dar a mis cajones. Descubro un día la poca esperanza sobre la titularidad de mis pants rosas, cuando hace poco me topo con el papá de un compañero de escuela de mis hijos con un suéter rosa, muy rosa, en la conferencia para padres %u201Cla nueva masculinidad%u201D. El si la entiende, ahora, pero hemos de aceptar que los códigos de color en sus primeras chambritas, si sus padres no preguntaron, deben de haber girado más alrededor del infalible amarillo pollito.


Existen códigos masculinos que idealmente deberíamos respetar, como el azul cielo o el dominó de los jueves, ya que por otro lado, nos incomodaría tremendamente un recién nacido varón enfundado en palo de rosa o un hombre en una plática elevada de tono netamente femenina. Pero existen otros ámbitos en donde nuestra capacidad intelectual nos ha insertado como proveedoras del sustento en condiciones equiparables. Nos encontramos en una etapa de negociación de ámbitos relevantes para nuestro género, respetando los que francamente son masculinos y protegiendo los que son eminentemente femeninos.

El nuevo protagonismo de la mujer económicamente activa, dirige la mirada al ámbito de los servicios financieros. Es interesante observar cómo se plantean la oferta de servicios de ésta índole a quienes hoy constituyen la fuerza laboral de mayor crecimiento de demanda por servicios financieros.

Encuentro, entonces, que en el ámbito de servicios financieros las mujeres económicamente productivas, somos finalmente equiparables en las necesidades que fueron masculinas. Queremos ser sujetas de crédito, construir un patrimonio, proteger nuestra salud y nuestra seguridad económica. Entonces los servicios financieros no deberían ser azul cielo ni palo de rosa, deberían ser amarillo pollito al igual que aquellas chambritas que se les regalaban a los no natos cuando no existían los ultrasonidos.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Felipe Cruz Vega es nombrado Presidente de la Academia Mexicana de Cirugía

Por novena ocasión en su historia, la Academia Mexicana de Cirugía será presidida por uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *