Demuestra estudio efectos no inferiores de Efavirenz respecto a otros fármacos

En la muestra participaron 264 personas de diversas partes del país
 
De acuerdo con los resultados de un estudio realizado en México entre 264 personas que viven con VIH, los efectos del antirretroviral Efavirenz (EFV), no son inferiores a los de otros fármacos como el Lopinavir y el Ritonavir.
 
El análisis estuvo encabezado por Juan Sierra Madero, coordinador de la Clínica de VIH del Instituto Nacional de la Nutrición, Salvador Zubirán (INNSZ), y tuvo el propósito de demostrar la no inferioridad de EFV en los tratamientos médicos de quienes han sido afectados por la epidemia.
 
Tras 48 semanas de investigación, se determinó que con Efavirenz, el número de copias del VIH en los pacientes no había sido mayor de 50, hecho que les garantizaba una mayor calidad de vida.
 
En el marco de los trabajos presentados en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, Sierra Madero señaló que el objetivo del estudio fue demostrar la eficacia de EFV en pacientes con menos de 200 células CD4.
 
Para su realización, el estudio se efectuó en algunas comunidades marginadas de estados de la República fuertemente afectados por la epidemia como Baja California, Distrito Federal, Jalisco, Michoacán, Veracruz, Puebla, Querétaro, entre otros.
 
Durante la conferencia Newer antirretroviral Agents, Juan Sierra indicó que la totalidad de pacientes fueron entrevistados y 189 fueron %u201Caleatorizados%u201D para recibir EFV en lugar de Lopinavir y Ritonavir. Se registraron 75 fallas en las entrevistas debido a que esos participantes tenían un número mayor de células CD4 al requerido.
 
Las evaluaciones de laboratorio se hicieron en las semanas 24, 40 y 48. Durante la sexta semana de tratamiento, los participantes aún contabilizaban más de 50 copias de virus, hecho que se modificó después de la semana 48, cuando tras la revisión virológica, la cifra estuvo por debajo de 50.
 
Al momento de iniciar la investigación, ninguno de los participantes había iniciado un tratamiento ARV y todos tenían bajos conteos de células CD4.
 
El médico explicó ante los cientos de asistentes reunidos en el Centro Banamex, sede del evento, que en los países en vías de desarrollo, la forma más común en que las PVVS inician sus tratamientos es cuando llegan a una fase avanzada, o sea, cuando registran un evento definitorio de sida o conteos de células CD4 menores de 200.
 
Finalmente, Sierra Madero, señaló que las razones para descontinuar el ensayo fueron más comunes en el caso de las personas que ingerían Lopinavir, y aunque no fue un hecho significativo, abundó, entre los eventos adversos hubo siete fallecimientos y tres pacientes desarrollaron tuberculosis una vez iniciado el tratamiento, aunado a que 16 por ciento de los participantes %u201Cse perdieron en el seguimiento%u201D, y 12 por ciento abandonaron el estudio.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Últimos días para la recepción de trabajos del Reconocimiento a la Labor Social Médica: Salud para Todos

Con la intención de impulsar las labores altruistas y lograr una mejor salud en nuestro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *