La criminalización no es prevención

Las legislaciones han provocado estigmatización de las personas que viven con VIH

Uno de los aspectos que diversos gobiernos del mundo han implementado con el fin de erradicar el VIH de sus países es legislar sobre la transmisión de este de manera consciente, es decir, con el conocimiento de que se vive con VIH.
 
Estas legislaciones presentan ciertas lagunas legales, pero sobre todo vulneran los derechos humanos de las personas que viven con VIH. En el foro Transmitir o no transmitir, ¿es realmente la cuestión? Criminalización del VIH, enmarcado en la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, expertos en la materia expusieron sus puntos de vista de acuerdo a una visión regional.
 
África es uno de los lugares donde existe una mayor legislación al respecto, sin embargo, estas medidas legales vulneran aún más a la persona que vive con VIH por el hecho de que en gran parte de estas leyes, se le obliga a dar a conocer su estado serológico de manera pública.
 
En muchos casos, el no decir ante los demás que se vive con VIH es causa de que la persona carezca de acceso a los servicios de salud pública y en caso de acceder sin mencionar que se vive con VIH, es causa de una sanción penal.
 
En el caso de las mujeres la situación empeora debido a que el infectar a otra persona es un delito, sin embargo, ninguna ley contempla que la mujer pueda estar embarazada.
 
Así, Michele Clyton de Sudáfrica, explicó que estas leyes tuvieron en su origen el objetivo de brindarle una protección legal para evitar que se propague la epidemia en África, sin embargo, a la mujer se le arresta y procesa en países como Sudáfrica.
 
Julian Haws de Inglaterra, expuso la situación en Europa y algunos países de Asia, donde la terminología en la materia es inexacta debido a que de los 42 países estudiados en materia legislativa, 23 consideran al término transmisión como el correcto para ejercer una sanción, mientras que 19 prefieren el término exposición, entendido como que alguien arriesgar a otra persona a contraer el VIH, como el término para sancionar al individuo.
 
Mike Kennedy de Australia, expresó que en ese país la sanción corresponde a las leyes que contemplan que las personas que ponen en peligro la vida de otra persona, por lo que los vacíos jurídicos son bastantes.
 
Richard Pearshouse de Europa, comentó que lo primero que se debe realizar en las legislaciones de este corte, es establecer bien que se entiende como transmisión y quien es un transmisor porque en muchos casos en África, la madre resulta penalizada.
 
En un manifiesto denominado 10 razones por las cuales la criminalización de la transmisión del VIH es una mala política pública, los expertos exponen que medidas como ésta no ayudarán a la disminución del VIH, alejaría a las personas de la realización de la prueba, promovería el miedo y el estigma, traería mayor opresión a la mujer, se cometería actos de injusticia, desviarías las políticas que permitieran resolver los desafíos contra el VIH e impediría que se respetaran los derechos humanos de las personas que viven con VIH y su privacidad.
 
Así concluyeron que el criminalizar la transmisión del VIH no es una manera de prevenir, sino de estigmatizar.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Takeda mostró sólidos resultados en el área de “fortalecimiento del sistema de salud”

La biofarmacéutica Takeda anunció que se ubicó en los principales puestos según el Índice de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *