La obesidad. foco de alerta

Con la intervención de los especialistas, cerca del 70 por ciento de los pacientes superan sus problemas de salud.
 
El sobrepeso y la obesidad son un foco de alerta que refleja la falta de cultura nutricional ya que, de acuerdo con estadísticas realizadas por Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en 2006 el 62 por ciento de los hombres de 20 a 59 años padecían sobrepeso u obesidad, mientras que en las mujeres del mismo rango de edad representaba casi el 70 por ciento.
 
De forma paralela a los problemas de sobrepeso, se pueden presentar trastornos emocionales como depresión, ansiedad o irritabilidad. Ante esta situación, el Instituto brinda tratamiento integral con psicoterapia, asesoría en alimentación y, de ser necesario, medicamentos como antidepresivos y ansiolíticos.
 
En conferencia de medios, la doctora Dunia de Martini Romero, del Hospital de Psiquiatría “Doctor Héctor Tovar Acosta” del Seguro Social comentó que con base en este tratamiento alrededor del 70 por ciento de los pacientes logran recuperarse física y psicológicamente por lo que el 30 por ciento restante puede estar en riesgo de recaer. En general, dijo, cerca del 24 por ciento de las mujeres con trastornos de alimentación sufren simultáneamente afectaciones de tipo emocional. 
 
Las carencias afectivas y las alteraciones de sobrepeso y obesidad pueden estar vinculadas, ya que un trastorno emocional como la depresión puede impulsar a que la persona se exceda en la forma en que se alimenta. Simultáneamente, una persona con problemas de peso puede presentar por estados depresivos o de ansiedad señalaron las especialistas del IMSS.
 
La doctora de Martini advirtió que México ocupa el segundo lugar mundial en sobrepeso y obesidad, sólo después de Estados Unidos. De acuerdo con estadísticas del sector Salud se calcula que 19.8 millones de mexicanos tiene sobrepeso y que 12.1 millones de personas padecen obesidad.
 
La gente se refugia en la comida para evadir problemas económicos, morales, conflictos conyugales o laborales. Lo anterior, se suma a la falta de una cultura que indique hábitos de consumo saludables para una alimentación equilibrada.
 
La nutrióloga Nora Rodríguez Bravo, Jefa de Nutrición y Dietética del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, resaltó que la alimentación diaria debe incluir alimentos de todos los grupos, es decir, frutas, verduras, carnes, leguminosas y cereales, para prevenir deficiencia de nutrientes.
 
A pesar de que las grasas forman parte de una dieta cotidiana el exceso de éstas y el consumo desmesurado de harinas, pastas, azúcares y productos que se anuncian como complementos alimenticios que también contienen harina o azúcar, también pueden ser perjudiciales.
 
Indicó que con la migración de personas de los medios rurales a los urbanos, se ha registrado un incremento en los índices de sobrepeso ya que mucha gente proveniente de esas regiones padecía desnutrición, pero al incorporarse a los hábitos alimenticios propios de una urbe, se observa el aumento de personas con sobrepeso.
 
La doctora de Martini Romero enfatizó que de acuerdo a encuestas realizadas entre la población, se observa que el 82 por ciento opina que la mujer con sobrepeso u obesidad es más criticada que el hombre con esta problemática. Además, se ha detectado que alrededor del 87 por ciento de las personas con sobrepeso u obesidad recurre a métodos que considera naturales para perder kilos, es decir, evita fármacos. No obstante, agregó, sólo 20 por ciento acude con el médico para que se evalúe su estado de salud.
 
Silvia, paciente del Seguro Social, explicó que desde la infancia tuvo problemas de peso ya que en su casa era común consumir en exceso, debido a la creencia popular de que “el niño gordito es un niño sano”. No obstante cuando iba cumplir 15 años y estaba en los preparativos para el festejo, comenzó a sufrir burlas y señalamientos en la escuela e, incluso, en su casa, ya que ningún vestido le quedaba. A partir de ese momento y hasta los 30 años subió de de peso progresivamente.
 
Hace dos años inició con el tratamiento de psicoterapia, aunado al de alimentación y ejercicio. Ahora se siente mucho mejor, ya que logró perder cerca de 30 kilos.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dra. Laura Villarreal Martínez – Bio Profesional

Actividades Académicas Y Laborales Profesora del Servicio de Hematología del Hospital Universitario  “Dr. José Eleuterio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *