La pobreza vulnera los derechos de los niños

La pobreza es la condición que más propicia la vulnerabilidad de los derechos de niñas y niños y su escaso respeto y cumplimiento, con el riesgo consiguiente de que los menores sean víctimas primordiales de abusos, señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
 
Afirmó que en nuestro país, la proporción de niñas y niños que viven en la pobreza es superior a 50 por ciento. Los casos más acentuados son los menores de 18 años de edad en Chiapas y Oaxaca, donde siete de cada diez viven en la línea de la pobreza y en similar situación están seis de cada diez en Veracruz, Tabasco e Hidalgo, añadió .
 
El respeto, la vigencia y la promoción de los derechos de la infancia dista mucho de ser una realidad en nuestro país, y ante un panorama tan sombrío socialmente para las niñas y los niños mexicanos, la CNDH  insta a las autoridades de los tres niveles de gobierno a profundizar en la adopción de medidas jurídicas y sociales que aseguren mejores condiciones de salud, de educación y de atención a la infancia.
 
De acuerdo con estadísticas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay aproximadamente 250 millones de menores de entre cinco y 14 años de edad que están obligados a trabajar y más de 100 millones de menores que desarrollan actividades laborales insalubres y de alto riesgo, consideradas como las peores formas de trabajo infantil, precisó.
 
Refirió que durante las últimas tres décadas, más de 30 millones de mujeres y niños han sido víctimas de explotación sexual y en nuestro país muchos menores de edad no escapan, desafortunadamente, a esas indignantes y transgresoras prácticas de abuso y explotación, un hecho ante el cual la sociedad no puede permanecer impasible puesto que se trata de la destrucción de muchas vidas utilizadas literalmente como fuentes de lucro, sin el mínimo respeto por la dignidad humana.
 
Cada vez son más las niñas, los niños y los adolescentes mexicanos y centroamericanos que se aventuran, a menudo sin compañía de adultos, a cruzar la frontera de México con la intención de llegar a los Estados Unidos, y cada vez son también más los niños y adolescentes migrantes detenidos y devueltos por las autoridades estadounidenses, abundó.
 
En ambos casos, dijo, esos menores corren el riesgo real de ser detectados y sometidos por las redes de la trata de personas. El desamparo que afrontan resulta inimaginable: la esclavitud, el maltrato, las drogas, las agresiones físicas y verbales, el aislamiento, el trabajo en largas jornadas y el abuso sexual son su horizonte, un laberinto que parece no tener salida.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

CENAIDS es el acervo de libros sobre salud y disciplinas auxiliares más importante de América Latina

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con el Centro Nacional de Investigación Documental …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *