Lactancia materna, fundamental para prevenir el riesgo de muerte en bebés.

Con PREVENIMSS, bajan de 35 a 3 los decesos por diarrea en menores de 5 años

La tasa de mortalidad por infecciones gastrointestinales en menores de 5 años, se redujo notablemente en los últimos 15 años en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); ya que pasó de 35 decesos por cada 100 mil en 1993, a un promedio de entre 3 y 5 muertes en la actualidad.

Ello es resultado de las acciones preventivas que el Seguro Social instrumenta a través de PREVENIMSS, donde se ofrece un programa completo de atención a la salud de los derechohabientes, en este caso a los niños.

Los padecimientos por diarreas, enfermedades congénitas y de vías aéreas, ocupan los primeros lugares entre las principales causas de mortandad infantil en nuestro país, informó el doctor Jesús Chong, coordinador de Programas Médicos de PREVENIMSS.

Expuso que en materia de prevención se ha avanzado en el IMSS, como en el caso del descenso de muerte infantil por diarrea, que registró 35 casos hace 15 años, 9 en 2000 y ahora sólo 3.

En comparación con el resto de los servicios de salud del país, en el año 2000 había una tasa de mortalidad del 23 por ciento y en el Seguro Social era sólo de 6 por ciento. En las cifras de 2007, a nivel nacional, se tenían 16 decesos y el IMSS registró 3, es decir, bajaron en el Instituto.

Por lo anterior, destacó el papel fundamental de la lactancia materna en los primeros seis meses de vida, ya que a través de la leche, el bebé recibe anticuerpos y protección contra diversas enfermedades, vital para su desarrollo y prevención de riesgos de muerte.

Indicó que en los consultorios de Medicina Preventiva de las Unidades de Medicina Familiar del IMSS, se capacita a las madres con pláticas de orientación y cuidado de la alimentación del lactante.

Para que un bebé inicie la ingesta de alimentos sólidos, dijo el especialista, se indica después del sexto mes de vida empezar poco a poco con verduras y frutas, a partir del séptimo ofrecer derivados de  carne, pavo, pollo. Posteriormente, al año, darles huevo y cítricos, sin dejar la leche, ya que esos alimentos son  complementarios en su cuadro de nutrición.

En el primer año de vida, es prioritaria la vigilancia médica mensual de los menores, para llevar un control adecuado de peso y talla, aplicación de vacunas y detección oportuna de enfermedades.

El doctor Chong añadió que además de la asesoría que se da a las madres para dar una alimentación equilibrada a sus hijos, el IMSS otorga hierro, vitamina A y vigilancia del esquema básico de vacunación, entre otras medidas preventivas.

Al respecto, explicó que el Instituto cuenta con inmunizaciones enfocadas para vías aéreas, como la de neumococo e influenza o la pentavalente, que previene difteria, tosferina e influenza; en tanto que para la prevención de diarreas desde 2007 se aplica la vacuna contra el rotavirus.

La recurrencia de diarreas se presenta más en época de calor, cuando se incrementa al doble o triple del resto del año principalmente en zonas donde hay menos higiene y se carece de agua potable

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Entre uno y tres de cada mil niñas y niños nacen con algún nivel de deficiencia en la audición: OMS

La detección temprana de alguna deficiencia auditiva permitirá reducir la prevalencia de casos entre niños …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *