Deben pasar al menos 18 meses para planear un nuevo embarazo

México D. F., 13 de abril (Redacción LaSalud.com.mx).- De no dejar pasar al menos 18 meses entre un embarazo y otro, pueden presentarse graves complicaciones para la salud de madre e hijo, advirtió el doctor Edgardo Rafael Puello Tamara, del Instituto Mexicano del Seguro Social.


Los riesgos de los embarazos continuos van desde la posibilidad de un parto prematuro, la ruptura de membrana y sangrado, hasta la implantación anormal en la placenta, lo cual puede causar un shock hipovolémico (pérdida de la quinta parte o más del volumen normal de sangre).


El doctor Puello, jefe de la División de Obstetricia del Hospital de Ginecología No. 3 del Centro Médico Nacional %u201CLa Raza%u201D del IMSS, agregó que el cuerpo de la mujer sufre un deterioro nutricional y presentar anemia si no deja pasar un tiempo prudente entre sus embarazos, ya que su organismo no alcanza a recuperarse de manera adecuada. Además, si el nuevo embarazo se da tras los primeros meses del parto, el hijo ya nacido no podrá disfrutar de los beneficios de la lactancia materna, lo que sin duda repercutirá en su desarrollo.


Las mujeres que tienen un corto periodo intergenésico, agregó el especialista, envejecen más rápidamente comparadas con las que sí esperaron a recuperarse dos años o más. El deterioro no es únicamente externo, sino que también los órganos internos se ven afectados, lo que favorece el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión, diabetes, lupus eritematoso, cardiopatías y neuropatías.


Puello Tamara explicó que la edad ideal de la mujer para planear un embarazo es entre los 20 y los 29 años, pues en esta etapa el cuerpo de la mujer está en plenitud y alcanza su madurez de desarrollo, tanto en el aspecto físico como en el intelectual.


Después de los 30, 35 años de edad, las mujeres comienzan a declinar desde el punto de vista reproductivo. El doctor Puello detalló que en esta etapa se incrementan los riesgos de presentar problemas como la preeclampsia y/o eclampsia (elevación de la tensión arterial, hinchazón en los tobillos y pérdida de las proteínas por la orina), prematurez, bebés con bajo peso al momento de nacer, abortos, y posibles defectos congénitos del producto, entre otros.




Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

SSa participó en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU sobre VIH

La eliminación de la pandemia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) requiere atención desde el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *