Inicio / Noticias / Los analgésicos podrían obstruir la eficacia de la vacuna contra el VPH

Los analgésicos podrían obstruir la eficacia de la vacuna contra el VPH

México, D. F., 2 de enero (Redacción LaSalud.com.mx).- De acuerdo con un estudio realizado por el doctor Richard P. Phipps, de la Universidad de Rochester, en Neva York, algunos analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) podrían obstaculizar la acción protectora de las vacunas, incluidas las que combaten los virus de la gripe y el del papiloma humano.

La investigación utilizó ratones con deficiencia de la enzima COX-2, los cuales produjeron hasta un 70 por ciento menos anticuerpos en respuesta a la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), comparados con ratones silvestres.

Los AINE, según explicó Phipps, bloquean la enzima COX-2 y debilitan la respuesta de anticuerpos obtenida con la aplicación de las vacunas. "Nuestro estudio muestra que a medida que las células B se convierten en células productoras de anticuerpos expresan altamente la COX-2. En segundo lugar, demuestra que los medicamentos que bloquean la COX-2 reducen la capacidad de las células B de producir anticuerpos", explicó.

Aunque el doctor Phipps aceptó que es necesario realizar más investigaciones para conocer con certeza cómo el consumo de los medicamentos señalados afecta la respuesta a la vacunación, cree que sería prudente no utilizar los AINE, al menos una semana o dos antes y después de recibir una vacuna. Los investigadores creen que los resultados con la vacuna contra el VPH son generalizables a muchas vacunas.

Algunos estudios ya han demostrado que las vacunas no son tan efectivas en las personas mayores, grupo que presenta un alto índice de consumo de AINE, lo que lleva a pensar ambas cuestiones pudieran estar conectadas. "Hallazgos de estudios en animales apoyaron la idea de que los AINE disminuyen la producción de anticuerpos", agregó Phipps.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) interrumpen la acción de las enzimas ciclooxigenasas (COX) corporales. Estas enzimas aceleran la producción corporal de substancias similares a las hormonas llamadas prostaglandinas. Las prostaglandinas causan la sensación de dolor al irritar sus terminaciones nerviosas. También forman parte del sistema que ayuda al cuerpo a controlar la temperatura.

Al reducir el nivel de prostaglandinas, los AINE ayudan a aliviar el dolor. También ayudan a disminuir la inflamación, bajar la fiebre y prevenir la coagulación de la sangre. Existen dos tipos de ciclooxigenasas (COX) en el cuerpo: los COX-1 y los COX-2. Se piensa que una de las funciones de las enzimas COX-1 es ayudar a proteger el tejido que reviste al estómago. Las enzima COX-2 no juega un papel importante en esta protección, por lo que los medicamentos que la inhiben tienen menos posibilidad de irritar al estómago.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Antibióticos ayudan al sistema inmune a eliminar agentes bacterianos

El objetivo de los antibióticos es inducir la muerte o detener el crecimiento de bacterias …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *