Mi dolor en carne viva…. el cáncer de mama puede terminar contigo

Por Adriana De Cecco

México, D. F., 22 de octubre (Mundo de Hoy).- Me gustaría decir, como se ve en la tele… “esto le sucedió a un amigo de mi amigo” pero no, esto me pasó a mí. Cuando crees que todo va de maravilla, y cuando piensas que vas a vivir para siempre, suceden cosas que hacen que despiertes un día te mires de frente y veas todo lo que no has hecho en tu vida.

Desde hace una semana comencé con un dolor casi imperceptible en el seno derecho, pero como ahora la moda es usar sostenes con varilla, (por aquello de lucirlos más grandes y firmes), pensé que el dolor era precisamente por eso, una varilla que me había lastimado. No hice mucho caso. Conforme pasaban los días el dolor aumentaba, hasta que me decidí a hacer algo, fue tan simple y tan sencillo que me hice un auto exploración mamaria, y fue grande mi sorpresa al descubrirme una pequeña bolita… como una canica, inmediatamente mi mente pensó en lo peor… “¡Dios… tengo una pequeña hija… tiene tan sólo cuatro años….!” y como si ella, (a quien adoro), hubiera “escuchado” mis pensamientos, se me acercó para decirme con su tierna vocecita “Mamá te amo mucho”.

No pude evitar que las lágrimas rodaran por mis mejillas… tampoco evitar un pensamiento que me hundía en un abismo oscuro donde no había forma de encontrar una salida de luz, ¿apoyarme en mi pareja?, lamentablemente llevamos poco más de dos meses separados. ¿Qué debía hacer?, algo muy sencillo: tomar el teléfono y llamarle a un ginecólogo, uno que me realizara una exploración mamaria de manera profesional, así lo hice.

La cita fue cuatro días después. Cuatro días de angustia, de pensamientos fatales, de estrés incontrolable, días de tristeza que embargaba todos y cada uno de mis momentos cotidianos, días de pensar ¿y si me pasa algo, que será de mi hija? Pensé en la cantidad de mujeres que permiten que sus parejas- maridos, novios, amantes o como quieran llamarlos- les acaricien los senos antes o durante sus relaciones sexuales y no se le permitan a un extraño, como lo es un especialista, que lo haga para detectar posibles anomalías que pudieran tener.

“Si yo hubiera”, frase cotidiana a la hora del arrepentimiento. Una autoexploración te toma menos de cinco minutos. Y si yo no me hubiera realizado esa “técnica casera” no habría podido saber que lo que tengo es un pequeño fibroma, que al parecer es benigno. Ahora tengo que modificar mi vida, tendré que someterme a un tratamiento, pero además debo cuidar más mi alimentación, debo dejar de consumir alimentos enlatados, embutidos, semillas (pistaches), carnes rojas, debo evitar grasas, tomar refrescos de cola y chocolates, de lo contrario el temible cáncer de mama puede hacer su aparición.

Tú que eres mujer, cuídate. Si tu eres una de esas féminas que tienen pena o se siente inhibida, en que un hombre, que no sea tu pareja te vea con el torso desnudo y lo que es peor te toque los senos, piensa que sólo ese hombre, es un profesional de la salud y que en cinco minutos puede salvarte la vida.

¡Piénsalo! Pero piénsalo muy bien,  si prefieres  seguir con tu pudor o tener en un futuro un cuerpo mutilado, en el mejor de los casos. O te gustaría que por fin, a lo mejor después de mucho logres reunir a toda tu familia, como hace años no lo hacías para que digan, tomándose un cafecito ‘”Qué buena madre, amiga, novia, esposa, era”.

Hoy a tu pareja le gusta acariciar tus senos, si no te detectas a tiempo posibles fibromas, ¿qué acariciará en un futuro? No pienso dejar que este fibroma, se convierta en otra cosa mas grave. Tengo una hija por quien vivir y por quien tengo que dar lo mejor de mi. Tampoco pienso dejar de hacerme la exploración mamaria cada mes… eso me está salvando la vida.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Practican cirugía oncoplástica en el IMSS

CáncerDeMama.mx .- Una cirugía oncoplástica logró salvar la vida y seno de la señora Araceli, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *