Fístula obstétrica, una grave lesión que puede ocurrir durante el parto

La fístula obstétrica es una de las lesiones más graves y trágicas que pueden ocurrir durante el parto. Se trata de un orificio entre el canal del parto y la vejiga o el recto causado por la prolongación u obstrucción de un parto sin recibir tratamiento médico oportuno de alta calidad. A consecuencia de esta lesión, las mujeres y niñas no tienen control de la orina, las heces o ambas, y con el paso del tiempo deriva en afecciones médicas crónicas, depresión, aislamiento social y una profundización de la pobreza.

Se estima que medio millón de mujeres y niñas en África Subsahariana, Asia, la región de los Estados árabes, América Latina y el Caribe viven con esta lesión y que cada año se producen nuevos casos. A pesar de estos datos, la fístula se puede prevenir prácticamente en su totalidad. Su persistencia nos recuerda la existencia de graves desigualdades y es un indicio de la desigualdad en el ámbito mundial y de que los sistemas de salud no protegen los derechos humanos y de salud de las mujeres y niñas más pobres y vulnerables.

El problema ya ha desaparecido en los países ricos, pero persiste en los países más pobres con una atención médica obstétrica de baja calidad: se estima que 500 mil mujeres y niñas en el mundo viven con la enfermedad. Los cuerpos jóvenes, que no están listos para el parto, en casos de matrimonios infantiles o embarazos no intencionales, son especialmente vulnerables. Una de las razones por las que las mujeres sufren fístula obstétrica es porque no pueden permitirse el transporte a un centro sanitario o los servicios de una matrona cualificada. 

Te puede interesar…

La lesión puede prevenirse gracias a la atención de la salud sexual y reproductiva, al acceso a métodos anticonceptivos y a matronas cualificadas y a la atención obstétrica de emergencia de alta calidad.  Con sus numerosos asociados, el UNFPA dirige la Campaña para Erradicar la Fístula Obstétrica, que trabaja en más de 55 países en actividades de prevención, tratamiento y recuperación. Se puede tratar con cirugía reconstructiva, pero muchas mujeres y niñas no conocen el tratamiento, no tiene acceso a este o no pueden permitírselo. El UNFPA ha financiado más de 120 mil reparaciones quirúrgicas.

Los Estados Miembro de las Naciones Unidas adoptaron una resolución para erradicar la fístula para el año 2030. La fístula obstétrica no es solo un problema de desarrollo y salud pública, sino también un problema de derechos humanos, el que garantiza a todas las personas el derecho a la salud y a vida digna. 

DZ

Para saber más…

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Acceso a la atención médica gratuita, prioridad del modelo de salud IMSS-Bienestar

 Desde el sector Salud impulsamos la federalización de los servicios mediante la construcción de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.