Las cataratas son la principal causa de ceguera, curable en México y en el mundo

En entrevista con el Dr. Marco Antonio Cantero, Cirujano oftalmólogo, Tesorero de la SMO y miembro del Colegio Nacional de Médicos Militares.

LaSalud.mx .- El doctor Marco Antonio Cantero Vergara es Cirujano Oftalmólogo especialista en cirugía del segmento anterior, cirugía refractiva y córnea. Egresó de la Escuela Médico Militar y es teniente militar retirado, miembro del Colegio Nacional de Médicos Militares. Además, es tesorero de la Sociedad Mexicana de Oftalmología

Actualmente es reconocido y certificado a nivel nacional e internacional por el Consejo Mexicano de Oftalmología A.C., la Sociedad Mexicana de Oftalmología, el Centro Mexicano de Córnea, la Asociación Mexicana de Cirujanos de Catarata, la American Academy of Ophthalmology y la American Society of Cataract and Refractive Surgery.

En entrevista especial para LaSalud.mx sobre el tema de las cataratas y la salud visual, el doctor Cantero Vergara explicó que las cataratas aparecen “cuando se opaca el lente natural que tenemos dentro del ojo, el cual debe de ser transparente y se llama cristalino. Es una afección muy importante ya que constituye la principal causa de ceguera curable en el mundo.”

La opacidad del lente natural de los ojos evita que la luz pase, por eso la visión comienza a perderse de forma progresiva. Al respecto, el especialista refiere que “lo que vemos es luz que se refleja en los objetos y entra en los ojos. Si apagamos la luz en un cuarto, aunque hubiera una mesa, no la vamos a ver.”

Existen varios tipos de catarata y se pueden clasificar de muchas formas. La más común es la del tipo senil, pero hay congénitas, cataratas ocasionadas por un trauma o que surgen por problemas de la piel, algunas pueden estar relacionadas al trabajo o asociadas al uso de medicamentos, como los esteroides.”  

El principal síntoma es la disminución de la visión; los pacientes acuden normalmente porque empiezan a ver borroso,” aunque “existen otros síntomas asociados como el deslumbramiento y ver doble. Muchas veces, las cataratas, no se ven a simple vista, por eso es importante acudir con el oftalmólogo por lo menos una vez al año.”

Sobre la situación específica de la salud visual de los mexicanos, el doctor Cantero enfatizo que nuestra sociedad “tiene una problemática como la de todo el mundo, pues se ha visto especialmente afectada por las secuelas oculares ocasionadas por la diabetes, por el glaucoma y por las cataratas; estas tres son las principales causas de ceguera en el mundo.”

En México, “el 10% de la población tiene diabetes, más de 1.5 millones glaucoma y más de 3 millones de pacientes reportan problemas de cataratas. Esto tiene una repercusión visual importante, ya que todas ocasionan ceguera,” sin embargo, “del 80 al 90 % de los problemas que ocasionan ceguera, se pueden prevenir e incluso curar.”

Existe una asociación entre diabetes y catarata” porque la primera afecta a todos los órganos del cuerpo. El ojo es un blanco y junto con el riñón, se puede lesionar fácilmente. Los principales problemas oftalmológicos en diabéticos son las cataratas y la afección a la retina. Por ello, el paciente debe de controlar su azúcar: “yo siempre he dicho que la diabetes es la enfermedad de las cuatro D porque hay que hacer una dieta, deporte, estar delgado y ser disciplinados; si los pacientes estuvieran haciendo eso, se evitarían muchos casos de ceguera.”

En el caso específico de las cataratas “la mayor causa es la edad, se conoce como catarata senil. Solamente hay que vivir el tiempo suficiente y necesario para desarrollar cataratas. En México, la pirámide poblacional se está invirtiendo, nos estamos haciendo cada vez más viejos, eso provoca que haya un incremento en la enfermedad. Afortunadamente, es reversible y curable con una cirugía que extrae la catarata e implanta un lente intraocular.” 

De hecho, se estima que “el 50% de las personas de más 65 años tienen algún grado de catarata. En el caso de la catarata senil, es difícil prevenirla al tratarse de un problema de la edad.”

“El tratamiento ideal es una cirugía porque la catarata no se cura con pastillas, dietas, inyecciones o vitaminas. Se trata de una “cirugía ambulatoria que se hace con anestesia tópica y ofrece una recuperación rápida.  El tiempo de realización es variable dependiendo del caso, pues hay médicos que lo pueden realizar en cuatro minutos y otros llegan a tardar hasta una hora.

Después de la cirugía, sólo “el 10% de los pacientes usan lentes para ver de cerca o progresivos, pero esto depende de cada paciente, ya que hay casos en los que con el reemplazo del lente es posible curar la ceguera en su totalidad”, al incluir la graduación necesaria en el mismo.

Hoy en día la tecnología para la cirugía de catarata ha evolucionado mucho en el láser y el material de los lentes intraoculares que se implantan.” De esta manera, “podemos llegar a tener muy buenos resultados”; todos los pacientes con esta afección “en algún punto van a requerir cirugía porque las catataras tienden a progresar, pero no todas lo hacen al mismo tiempo.”

El doctor Cantero afirmó que, después del procedimiento quirúrgico, no existe una reincidencia porque “la catarata está en una bolsita, la sacamos y en ese mismo saco implantamos el lente. La bolsa se puede volver a opacar con el tiempo, pero eso no es una catarata.” Sólo el 10% de los casos presentarán este problema y es curable con láser. “Antes se decía que era una segunda catarata, pero si somos estrictos al hablar, sólo es una opacificación de la bolsa donde se implantó el lente.”

El costo va de los “11 mil pesos a los 60 mil. La cantidad depende de si se usa láser, ultrasonido y del tipo de lente. Pero al final del día, la visión no tiene precio porque el costo beneficio es impresionante. Por ejemplo, una persona con ceguera afecta a tres personas, debido a que requiere de un cuidador y una tercera persona que sea el sustento; esta es una repercusión económica muy importante.”

En cuanto a los cuidados posquirúrgicos, “normalmente después de la cirugía prescribimos gotas con antibióticos y algunos lentes para el sol, porque tiende a molestar un poco, pero la recuperación es rápida. Cualquier médico oftalmólogo lo puede tratar, aunque existe una alta especialidad de microcirugía de segmento anterior que se dedica a este tipo de cirugías.

Durante la entrevista, algunos de los mitos que el especialista derrumbó fueron: que la cirugía no deja ciego, la insulina tampoco provoca ceguera, y que el tratamiento de la catarata no es caro porque es mucho mayor el beneficio que el costo.

Para finalizar el doctor Marco Cantero enfatizó la necesidad de “concientizar a las personas sobre que la enfermedad existe, que es importante acudir al oftalmólogo para corroborar la existencia de algún problema y, por parte de ellos, como especialistas, lograr la confianza de las personas.”  

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hoy más que antes, la suma de esfuerzos es de la mayor relevancia

“Poner fin a las desigualdades, Poner fin al Sida. Poner fin a las pandemias”: ONUSIDA …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *