Caminar descalzo favorece las funciones del organismo.

El caminar descalzo es una práctica rutinaria que ayuda al cuerpo humano a eliminar toxinas causantes de trastornos en el sistema inmunológico, pues a largo del día se está expuesto a una serie de bacterias, gérmenes y virus que provocan enfermedades, por lo que es recomendable realizar esta actividad de manera constante. 

El especialista Miguel Ángel Sarmiento Méndez, adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, explica que este tratamiento se ha convertido en un excelente regulador del organismo, ya que el estar en contacto directo con la tierra o sobre la hierba húmeda, fomenta la auto regulación integral del cuerpo, pues estimula las sensaciones nerviosas desde la planta del pie. 

Los principales beneficios de esta interacción natural es ayudar en problemas como: estreñimiento, dolores de cabeza, desinflamación a nivel renal y genital, disminución de excitación nerviosa (estrés), dolor de garganta, enronquecimiento y pérdida de voz, problemas abdominales (de origen nervioso) y en el tratamiento de personas con asma. 

La técnica es muy simple, lo ideal es hacerlo al comenzar o finalizar el día, de ser posible sobre hierba semi mojada para mejor conducción, por un lapso de 10 a 20 minutos, para luego ducharse con agua tibia preferentemente. Los beneficios se reflejan casi de inmediato gracias a la estimulación que se produce, elevando las defensas orgánicas del cuerpo, explicó el especialista.  

Así mismo, indicó  que para realizar esta actividad no es necesario tener un gran jardín ni un lugar cubierto de césped, ya que puede realizarse en cualquier habitación o pasillo. Lo importante es crear una ambiente seguro en el que los pies se puedan asentar libremente. 

Por otra parte el especialista advirtió que las reacciones a esperar dependen de cada organismo, pero por lo general se consigue una eliminación de toxinas por estimulación natural de las funciones biológicas. Además de favorecer el intercambio energético natural y mejorar la coloración del pie. 

La planta del pie es una de las partes del cuerpo con más terminaciones nerviosas y está  en comunicación directa con el resto del organismo. Por esta razón, es necesario oxigenarlo, lo cual no se realiza con frecuencia debido al uso de los zapatos. 

La Delegación Poniente recomienda caminar descalzo como una actividad individual que favorece el funcionamiento de los distintos órganos y la circulación sanguínea, lo que a su vez, previene ataques cardiacos y reduce el nivel de colesterol en la sangre. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS reconoció el valor y la disciplina del personal de enfermería

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconoció el valor y la disciplina del personal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *