Inicio / Detodocorazon.mx / Enamorarse, reacción en cadena del cerebro a los pies

Enamorarse, reacción en cadena del cerebro a los pies

Cuanto más intenso es, más irracional es el individuo.

Sentir que se le %u201Csale el corazón%u201D, %u201Cle mueven el piso%u201D o %u201Cmariposas en el estómago%u201D no son síntomas graves de enfermedad alguna; solamente se trata de ciertos cambios fisiológicos que experimenta una persona en pleno proceso de enamoramiento.

El doctor Enrique Camarena Robles, jefe del Departamento de Calidad del Hospital Psiquiátrico %u201CHéctor Tovar Acosta%u201D, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que esta sintomatología se origina en el cerebro, sistema cardiovascular, corazón y arterias periféricas, órganos en los que no se tiene control directo.

Refirió que el cerebro tiene partes primitivas, desarrolladas -corteza cerebral-, así como intermedias, donde se ubica el origen de las respuestas emocionales, el sistema límbico, una serie de núcleos, grupos neuronales ubicados en el centro del cerebro que conocemos como hipotálamo y tálamo, el cual es responsables de sentir cariño, ternura, amor, deseo y pasión; que tienen conexión con diversas partes del organismo.

Añadió que el aumento de la frecuencia cardiaca, presión arterial y flujo sanguíneo, vaso dilatación periférica -que la gente se ponga roja-, son diferentes en cada persona, porque se tiene una percepción subjetiva en torno de ellas y cada quien las interpreta de una forma particular.

Camarena Robles destacó que esta revolución de sensaciones que ocurren en el organismo depende del sistema nervioso periférico; se perciben en la región abdominal, particularmente en el área de las vísceras y por ello surge el famoso concepto de sentir %u201Cmariposas en el estómago%u201D.

Precisó que debido al aumento de la frecuencia cardiaca, los individuos manifiestan opresión en el pecho, que se les sale el corazón o mariposas en el estómago, sobre todo en los momentos de pasión o de acercamiento con la persona amada.

El psiquiatra del Seguro Social puntualizó que %u201Cla liberación de adrenalina es la responsable del aumento de sensaciones en el individuo cuando tiene contacto con la persona amada, la ve o la oye, pues influye en el sistema cardiovascular y nervioso, tanto central como periférico, lo que provoca cambios de actitud.

Dijo el especialista que cuanto más intenso es el sentimiento amoroso, menos racionalidad se tiene; y mientras más irracional, más ciego es. Esto depende de la magnitud del estado de enamoramiento, pues cuando alcanza altos niveles de pasión, la racionalidad disminuye y cuando esto ocurre, la persona no ve muchas cosas que los demás pueden ver.

Sostuvo que el amor no puede considerarse una enfermedad, pues se trata de un sentimiento, una emoción que toda persona debe vivir en la vida, porque le genera una gran felicidad.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Aprueba en el Senado dictamen para la regulación de la cannabis

El Pleno del Senado aprobó en lo general, con 82 votos a favor, 18 en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *