Fibrilación auricular, otro motivo para cuidar al corazón

Cuando el corazón funciona de manera normal los latidos (impulsos eléctricos) son entre 60 a 80 veces por minuto, se producen de manera coordinada, a diferencia de un paciente con fibrilación auricular en donde el órgano registra hasta 300 pulsaciones rápidas e irregulares en 60 segundos.


La fibrilación auricular es una alteración del ritmo cardíaco (arritmia) que puede detectarse mediante un electrocardiograma. Esta enfermedad provoca mal funcionamiento y deterioro del corazón, explicó el doctor Santiago Nava Townsend, cardiólogo y electrofisiólogo del Instituto Nacional de Cardiología y del Centro Médico ABC, en la ciudad de México.


El padecimiento va de la mano con otras patologías cardiovasculares, y afecta a los pacientes que ya han padecido infartos, insuficiencia cardiaca u otros problemas relacionados al miocardio.


De acuerdo con el especialista, los síntomas de la fibrilación auricular pueden ser las alteraciones en funciones mentales, mareos, desmayos, la sensación de falta de aire, dolor de pecho, angina, debilidad, fatiga y palpitaciones.

Con base en estos síntomas, dicha patología, se puede clasificar en tres tipos: la paroxística que es cuando los síntomas duran un periodo máximo de siete días; persistente, cuya duración en el paciente es de 40 días; y permanente, donde los latidos del corazón no vuelven a ser normales en la persona.


Con el fin de conocer más el comportamiento de la enfermedad, un estudio científico concluyó que la opción para las personas que padecen fibrilación auricular es la sustancia conocida como dronedarona.


Se trata, explicó el doctor Nava Townsend, de un producto que disminuye los trastornos asociados a la fibrilación auricular tales como el evento vascular cerebral, reduce la aparición de otros padecimientos cardiovasculares y puede contribuir a la disminución de hospitalización del paciente.


De acuerdo con el especialista, la dronedarona también ayuda a reducir la presión arterial. %u201CLa meta del tratamiento es prevenir complicaciones como la embolia, o bien, modificar los factores de riesgo en personas que ya tienen la fibrilación auricular%u201D.


Al respecto, otro estudio realizado a 4 mil 628 personas de los cinco continentes se llevó a cabo para identificar la reacción al medicamento. Durante este proceso participaron pacientes con edad promedio de 73 años, y donde 86 por ciento del total presentaba hipertensión arterial y tres de cada 10 participantes había sufrido alguna cardiopatía isquémica.


La conclusión obtenida por los especialistas fue que la dronedarona redujo el riesgo de hospitalización por enfermedad cardiovascular, al regular la actividad eléctrica de las células cardiacas, además de minimizar el riesgo de infartos.


Además este medicamento actúa de manera directa en el sistema eléctrico del corazón, es un bloqueador que inhibe la corriente de potasio, reduce la frecuencia cardiaca y tiene propiedades que dilatan las arterias coronarias.


La sustancia fue aprobada en el país en 2009 por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y lo que hace de México la tercera nación donde se empleará bajo prescripción médica, después de Estados Unidos y Canadá.


Cabe recordar que los factores que favorecen la fibrilación auricular son las enfermedades coronarias en las arterias, hipertensión arterial, defectos en el corazón y sus válvulas, la constante exposición a sustancias como disolventes, pinturas y otros químicos. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

33º Aniversario del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea

Hematologia.mx.- La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *