Una cuarta parte de las personas con diabetes pueden desarrollar pie diabético.

 

·        También se trata ulceras por presión arterial y venosa, escaras del encamado y estomas

 

De los 10 millones de personas con diabetes que existen en nuestro país,  una cuarta parte de ellos tienen el riesgo de presentar una lesión crónica conocida como pie diabético, la cual de no atenderse de forma adecuada y oportuna puede traer complicaciones graves como la amputación.

 

José Contreras Ruiz, Coordinador de la Clínica de Heridas y Estomas del Hospital General %u201CDr. Manuel Gea González%u201D, informó que ante el aumento de la esperanza de vida de la población y de las enfermedades crónicas como la diabetes era necesario contar con una unidad médica especializada para atender esta patología que se ubica como la segunda causa de consulta en esta clínica.

 

Indicó que nueva unidad médica además de atender el pie diabético también trata ulceras por presión arterial y venosa, escaras del encamado y estomas, este último es un procedimientos quirúrgico cuyo objetivo es crear una comunicación artificial entre dos órganos o una víscera a través de la pared abdominal, para conducir al exterior los desechos orgánicos, materia fecal o secreciones del organismo.

 

Precisó que antes de que se contará con este servicio los pacientes permanecían hospitalizados por varios días, dependiendo la complicación de la herida, sin embargo, ahora se manejan de forma ambulatoria y de manera interdisciplinaria.

 

Explicó que los pacientes ostomizados sufren un cambio radical en su forma de vida, por lo que deben de recibir ciertas indicaciones sobre sus cuidados. Cada semana atienden aproximadamente 15 pacientes con este tipo de intervención quirúrgica.

 

Al abordar el tratamiento del pie diabético señaló que este síndrome se deriva del incremento del azúcar en la sangre, lo que provoca que las proteínas del corriente sanguíneo cambien su conformación y generan daño al organismo.

 

En el caso de los pies, comentó lo primero que afecta son los nervios, lo que se conoce como neuropatía, esta alteración provoca que la persona no sienta las extremidades inferiores, ni las manos, además de un daño vascular y del sistema inmunológico.

 

Lo anterior se traduce en un pie sin sensibilidad, con deficiente circulación sanguínea,  lo que facilita que se presenten heridas que pasan desapercibidas por paciente.

 

%u201CLos personas diabéticas que no tienen un buen control de la enfermedad, normalmente no sienten cuando se lastiman, estás lesiones se pueden presentar por el simple rose del zapato, por cortarse de forma inadecuada las uñas, cayos o juanetes, que no son tratadas de forma adecuada y se infectan%u201D, enfatizó.

 

El especialita mencionó que una de las medidas más efectivas para evitar este tipo de lesiones es tener un adecuado control de la enfermedad, aunado a el uso de un calzado especializado.

 

Asimismo, recomendó que las personas diabéticas revisen sus pies todos los días por la mañana y noche, para ver que no haya ampollas, zonas de enrojecimiento, ni callosidades y el corte de unas debe estar a cargo de un profesionista o en su defecto sólo limarlas.

 

Puntualizó que una lesión en los pies de un diabético se cataloga como una emergencia médica, de ahí que debe ser atendida de forma inmediata por un especialista, ya que de no ser así, corre el riesgo de que se tenga que practicar una amputación, donde no sólo se pierde el miembro inferior, sino que también pone en peligro la vida del paciente.

 

Para la atención especializada de cualquier lesión de este tipo, dijo pueden acudir a esta clínica, que cuenta con los tratamientos de avanzada como son: a base factor de crecimiento derivado de plaquetas, factor de crecimiento epidérmico, desbridamiento con larva terapia y terapia húmeda.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

33º Aniversario del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea

Hematologia.mx.- La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *