Los accidentes de tránsito se incrementan hasta 15 por ciento durante periodos vacacionales.

En la época de vacaciones incrementa el riesgo de sufrir algún accidente, siendo los niños la población más afectada, por lo que la Secretaría de Salud exhorta a la población a extremar precauciones en el hogar, los centros vacacionales o en carreteras, a fin de disminuir estos percances.

 

En conferencia de prensa para dar a conocer las medidas preventivas de accidentes en la temporada de vacaciones de verano, el director general del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (CENAPRA), Arturo Cervantes Trejo, afirmó que las lesiones por accidentes son la primera causa de mortalidad en niños menores de nueve años y constituyen el principal obstáculo de estos pequeños en su desarrollo.

 

Puntualizó que durante los periodos vacacionales como el que inicia los accidentes de tránsito se incrementan de 10 a 15%, los sectores de la población de mayor riesgo son los infantes y adolescentes ya que en nuestro país 18% de las muertes por esta causa corresponde a niños menores de 15 años.

 

Además, agregó, en las estadísticas destacan otros tipos de accidentes como el  ahogamiento, quemaduras, caídas y envenenamiento. Por ejemplo, comentó que cada año se estima que mil personas mueren ahogadas.

 

Mientras que las quemaduras cobran la vida de mil personas al año y el 75% de este tipo de lesiones es ocasionado por líquidos calientes y vapor.

 

Al referirse a las caídas, el director del CENAPRA informó que cada año se registran dos mil 500 lesiones, de ellas dos de cada tres son fatales, sobre todo cuando suceden en sitios altos, como azoteas, escaleras y  balcones.

 

En cuestión de envenenamientos indicó que dos mil  200 personas mueren anualmente por consumir alguna sustancia tóxica, siendo los niños menores de un año el sector más vulnerable, seguido por los adolescentes que experimentan el consumo de una droga o alcohol.

 

Ante este panorama el director general del CENAPRA recomendó algunas medidas preventivas que pueden tomar los padres de familia o las personas que estén a cargo del cuidado de los menores:

 

  • Mantener una vigilancia permanente a los niños menores de cinco años cuando se acuda a centros recreativos con alberca.

 

  • Siempre acompañar a los niños cuando entren a la alberca y estar listos para cualquier eventualidad.

 

  • Si se tienen en casa cisternas, pozos de agua, fuentes o recipientes grandes de agua se deben cubrir o cercar.

 

  • Mantener a los pequeños alejados de todas las fuentes de calor, estufas, contactos eléctricos y botellas que contengan material abrasivo

 

  • Prohibir a los niños que entren a la cocina, ya que este sitio es el más peligroso de la casa para este tipo de accidentes.

 

  • Colocar  barandales y antiderrapantes en escaleras, sobre todo si se tienen niños menores de cinco años y personas de la tercera edad

 

  • No guardar sustancias toxicas en envases de refresco y a los productos de limpieza ponerles etiquetas precautorias.

 

  • Colocar los medicamentos fuera del alcance de los niños.

 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Grupo Modelo y Gobierno de la CDMX habilitarán el Hospital General La Pastora, para la atención de pacientes con COVID-19

DiariodelaCiudad.mx.- El Gobierno de la Ciudad de México y Grupo Modelo anunciaron su compromiso de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *