Inicio / Cancerdemama.mx / El temor de todos: el cáncer

El temor de todos: el cáncer

Por lo tanto, la mitad de nosotros, en algún momento, vamos a desarrollar algún tipo de tumor. Sólo en un porcentaje que oscila entre el 10% y el 15% de los cánceres hay alteraciones heredo familiares que condicionan su aparición, pero en la gran mayoría, no. No tener relación heredo familiar significa que las mutaciones genéticas son producidas en forma eventual%u201D, detalla Chacón.

Partiendo del concepto policausal de la enfermedad, Silvestre Begnis afirma que existe %u201Cuna relación causal entre el cigarrillo y el cáncer de pulmón y también entre el cigarrillo y el infarto, pero la presencia de cáncer por una sola causa determinada es rara%u201D. Por tal motivo, el ministro considera que, en materia de cáncer, %u201Ces poco lo que podemos hacer. La tendencia es a la detección precoz y a la solución cuando el tumor todavía no se desarrolló. Por eso se mejoró tanto la sobrevida a partir de los exámenes periódicos%u201D.

Chacón advierte sobre la necesidad de no confundir %u201Cla detección precoz Detectar lo más tempranamente posible con la prevención  evitar que se produzca un cáncer. Algunos métodos hacen las dos cosas, es decir, ayudan a prevenir y a la detección precoz. Si uno hace una mamografía, eventualmente puede encontrar un cáncer de mama chiquito, lo cual es detección precoz, pero también podría encontrar lesiones que todavía no son realmente verdaderos cánceres, y si uno extirpa esas lesiones, el paciente no va a tener cáncer. Quizás el mejor método de prevención sea la fibrocolonoscopía, esto es, casi todos los cánceres de colon y de recto comienzan siendo pólipos. Si uno detecta el pólipo y lo saca, nunca ese paciente va a tener cáncer. Eso es una prevención realmente efectiva%u201D.

Por último, al referirse a la posibilidad de cura del cáncer, Chacón opina que si se detectan precozmente, %u201Ctodos los cánceres tienen altísimas chances de curarse. Un cáncer de mama que es detectado cuando tiene menos de un centímetro, es curable en un 90%. De forma tal que cualquier cáncer detectado en forma precoz tiene altísima chance de curarse%u201D.

Políticas públicas y atención primaria

Sobre las políticas públicas en salud, el médico Guillermo Kers, especialista en Ginecología y Obstetricia y director Provincial de Promoción y Protección de la Salud, señala que al tiempo %u201Cque es importante la alta tecnología, los países del primer mundo están planteando la necesidad de volver a considerar la atención primaria de la salud. Muchas veces se entiende que la tecnología adecuada es la más costosa, pero en salud pública tenemos tecnología que no es costosa y que tiene un alto impacto para mejorar la salud%u201D.

Silvestre Begnis considera necesario definir y aclarar que la atención primara tiene dos niveles. %u201CLa atención primaria médica, que es el primer nivel de atención que se realiza en los centros de atención barriales o en los consultorios de los hospitales de medicina general; y la atención primaria que tiene que hacer toda la comunidad, que es la que está orientada al autocuidado%u201D. Con todo, el ministro ejemplifica: %u201CAunque un hipertenso tome los medicamentos correctos, si no está bien informado y no cumple con algunas condiciones higiénico dietéticas mínimas, es poco lo que podemos hacer. Caminar no se reemplaza con 10 pastillas%u201D.

El futuro que nos espera

Con sus ojos clavados en el artículo titulado %u201CWhy do humans have so few genes?%u201D (¿Por qué los humanos tienen tan pocos genes?) publicado en la edición de julio de la revista Science edición especial por el 125º aniversario de la prestigiosa publicación, Vicario avizora que el futuro de las ciencias de la salud está puesto en la genética. %u201CConociendo el genoma, la cantidad y la distribución de genes que tiene el cuerpo humano, el próximo paso es conocer las proteínas y los metabolitos que producen los genes. A partir del genoma se puede construir salud: el tratamiento se realizará haciendo modificaciones de los genes que se alteran en cada una de las enfermedades. Si se puede modificar genéticamente la composición de, por ejemplo, el colesterol, la persona podría seguir sin problemas. Pero también completa el especialista, es importante la transformación genética en la comida%u201D. Sin embargo, Vicario adelanta que en el futuro %u201Cserá también fundamental la prevención, principalmente todo lo que tenga que ver con los tratamientos de la enfermedad coronaria, tema en el que ya hay importantes avances%u201D.

Chacón coincide con Vicario y puntualiza que a partir de la descripción del genoma humano y del desarrollo relacionado con ese tipo de técnicas, %u201Cla medicina se revolucionó y recién estamos en los comienzos de la aplicación de esos conocimientos%u201D. Y específicamente, al referirse al cáncer, el especialista concluye: %u201CPoder saber que va a pasar con un tumor o con un tejido a través de sus componentes génicos, facilitará los tratamientos y dará lugar a nuevas terapéuticas que hoy no disponemos. De todas formas, así como digo que el 50% de la gente va a tener cáncer, también digo que el 50% de los cánceres se curan. Y curar, quiere decir curarse para siempre. Y eso es merced a los adelantos actuales%u201D.

Por último, Silvestre Begnis afirma que se logró mejorar el promedio de vida, pero reconoce %u201Cque no mejoramos ni la calidad de salud ni la calidad de vida. Un individuo vive hasta los 70 años en promedio, pero en sus últimos 10 años está aquejado de enfermedades crónicas. A esas enfermedades le pudimos poner buenos tratamientos, pero no prevención. A excepción del Viagra, la ciencia se preocupó por prolongar la vida, pero no por brindar elementos de placer para disfrutarla. Y esto de lo que estoy hablando es salud. Disfrutar la vida es salud. Tener más vida sin disfrutarla es simplemente tener más años%u201D.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Felipe Cruz Vega es nombrado Presidente de la Academia Mexicana de Cirugía

Por novena ocasión en su historia, la Academia Mexicana de Cirugía será presidida por uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *