La comida chatarra estimula las enfermedades crónicas

Es bien sabido que la llamada %u201Ccomida rápida%u201D, así como las bebidas excesivamente azucaradas, son un factor de riesgo para el desarrollo de un problema que cada vez es más grave en México: la obesidad, la cual está directamente relacionada con padecimientos como la hipertensión y la diabetes, los cuales ya son considerados como una epidemia.

Los niños son especialmente susceptibles al consumo de dichos productos. De hecho, existe una gran cantidad de casos de diabetes en gente menor de 30 años, por ello, las autoridades de salud han asumido como un reto el difundir ampliamente información que permita a la población adoptar un estilo de vida saludable.

El doctor Agustín Lara Esqueda, director del Programa de Salud del Adulto y del Adulto Mayor, del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CENAVECE), advirtió sobre la desinformación que priva entre la población cuando se piensa en una dieta saludable. Según el doctor Lara Esqueda, en todo el mundo se tiene la idea de que una dieta alta en carnes rojas es tan o más nutritiva que una basada en verduras. Esta percepción se debe a que la carne es un alimento más caro y apetecible.

El doctor Lara señaló que existe una tendencia general de comer para %u201Cllenarse%u201D y no para nutrirse, en otras palabras, se le da más importancia a la cantidad y al gusto que a la calidad de la comida. %u201CUna buena dieta se asocia más con la carencia producida por factores económicos que nutricionales%u201D, explicó.

La falta de una cultura preventiva, lamentó el especialista, ha hecho que una enfermedad como la diabetes produzca un decremento en la calidad de vida en los pacientes, además de los altos costos que su tratamiento genera, tanto a los individuos como a la sociedad. Lo más lamentable de la situación es que una prueba tan sencilla como la medición de la cintura, podría prevenir este tipo de complicaciones.

Esta medición, explicó Lara Esqueda, no busca medir la perfección del cuerpo, sino que brinda un indicador sobre la grasa alrededor de los órganos. La cintura debe ser menor de 80 centímetros en las mujeres y menor de 90 centímetros en los hombres. El médico agregó que en la actualidad se da también el fenómeno de una %u201Caceptación fatalista%u201D de los riesgos como parte natural del ciclo de la vida. 

Los estilos de vida sanos, como una dieta que incluya una cantidad importante de frutas y verduras, un menor consumo de grasas animales, además de una razonable cantidad ejercicio físico, son medidas eficaces para prevenir o retrasar las enfermedades crónicas no transmisibles, finalizó el especialista, que aborda el asunto con más amplitud en el más reciente número de la revista %u201CDiabetes Hoy%u201D.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El cáncer de mama no es exclusivo de las mujeres mayores

CáncerDeMama.mx.- En los noventas, en Estados Unidos, inició la campaña Octubre rosa, cuya finalidad es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *