Inicio / Nacional / Lactancia, etapa vital para prevenir sobrepeso y obesidad en niños

Lactancia, etapa vital para prevenir sobrepeso y obesidad en niños

La obesidad afecta actualmente a uno de cada cuatro infantes de entre cinco y once años de edad
 
La leche materna es una mezcla de sustancias que ayudan al desarrollo de anticuerpos en el bebé; contiene la hormona leptina, cuya principal función es informar al cerebro que el cuerpo tiene alimento suficiente e inhibe el apetito.
 
Por ello, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguran que dicha hormona reduce el riesgo de que los niños sufran a futuro sobrepeso y obesidad, padecimiento que afecta hoy en día a uno de cada cuatro infantes de entre cinco y 11 años de edad.
 
Sin embargo, la etapa de lactancia no sólo es benéfica para evitar este tipo de enfermedades; coadyuva también en el desarrollo del cerebro y la retina, por las proteínas y grasas, como el omega 3, que contiene. Además, gracias a la fácil digestión de la leche, impide que el menor presente reflujo gastroesofágico, enfermedad frecuente en los recién nacidos.
 
Debido a la importancia de la lactación, el recién nacido debe entregarse a la madre inmediatamente después de recibir la reanimación básica para que le %u201Cdé pecho%u201D, detalló la doctora Odette Balvanera Ortiz, médico pediatra adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) 2 A Troncoso.
 
Comentó que este alimento debe suministrarse al menor hasta los nueve meses de edad, tiempo justo para que brinde componentes inmunológicos, biológicos y metabólicos, disminuyendo el padecimiento de enfermedades infecciosas, bacterianas, virales y parasitarias.
 
Al finalizar la lactancia, el cuerpo del pequeño comienza a producir sus propias defensas y, de este modo, se protege sin la dependencia de la leche materna.
 
El Seguro Social recomienda a aquellas madres que dejan a sus bebés en guarderías o estancias infantiles desde muy pequeños, que les envíen la leche materna en un recipiente, ya que las fórmulas o leches en polvo no contienen propiedades que favorezcan el desarrollo de anticuerpos.
 
 
Por ello, corren el riesgo también de que durante su crecimiento desarrollen sobrepeso y obesidad, ya que no contiene la hormona leptina, por lo que el menor no tiene saciedad y come de más.
 
De igual forma, aquellos menores que no reciben leche materna o se les retira antes del tiempo indicado, serán niños que estarán con mayores riesgos de contraer infecciones, de desarrollar algún tipo de alergia e, incluso, sufrir de desnutrición, comentó la especialista Balvanera Ortiz.
 
El doctor Tomás de la Mora Chávez, director de la Unidad HGZ 2 A, mencionó que la importancia del vínculo que se establece entre la madre y su hijo inicia en el hospital, desde los primeros minutos de vida, con el apego inmediato al seno materno, por lo que este Hospital se caracteriza por ser un Hospital Amigo del Hijo y de la Madre.
 
Es importante destacar que en el Instituto Mexicano del Seguro Social las madres reciben orientación en cuanto a los cuidados y en la alimentación que deben llevar, para que en la etapa de lactancia se logren reforzar las defensas del cuerpo del bebé.

Acerca Redacción

También te puede interesar

“Sida: la otra pandemia”

En el marco del “Día mundial del sida”, AHF México se une a la consigna …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *