Inicio / Nacional / Colitis y estrés por mala alimentación

Colitis y estrés por mala alimentación

Para prevenirla: dieta a base de alimentos ricos en fibra, evitar irritantes, harinas blancas, condimentos y café en exceso.; así como tener actividad física y momentos de relajación.


Alrededor del 50 por ciento de la población padece, en algún momento de su vida, colitis -inflamación crónica del intestino grueso que afecta al recto-, caracterizada por la inflamación y ulceración de la pared interior del colon.


Como consecuencia del estrés y de malos hábitos alimenticios, entre ellos consumir harinas blancas, alimentos muy condimentos, café en exceso, conservadores químicos, alcohol, tabaco así como llevar dieta baja en fibra, así lo señalaron especialistas  en gastroenterología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.


Si después de tres o más días no se ha podido evacuar y se presenta un dolor intestinal importante, es señal de probable colitis o inflamación del intestino grueso.


La colitis se manifiesta en pacientes jóvenes de 20 a 35 años de edad, en mayor medida a causa del estrés producido por el trabajo o las presiones del hogar; otro grupo que también manifiesta altos índices de colitis es el de los adultos entre 50 y 70 años, quienes deben ser vigilados periódicamente por el gastroenterólogo, dependiendo de cada caso.


Su origen es genético, llegando a  ser más propensas aquellas personas cuyos familiares tienen antecedentes de la enfermedad (hermanos, padres o abuelos).


%u201CHay varios tipos de colitis, la espástica, la nerviosa y la ulcerativa crónica inespecífica, entre otras. Ésta última es cuando las personas están expuestas durante muchos meses, años y décadas, a inflamaciones del intestino grueso. En esos casos hay sangrado abundante, diferente al causado por las hemorroides y puede llegar a producir cáncer de colon si no se detecta y trata a tiempo%u201D.


Cuando no hay una respuesta favorable respecto al padecimiento, se recurre a la cirugía, que consiste en extirpar el colon y el recto, y en algunos casos el cien por ciento del intestino. Esto también se hace cuando el proceso inflamatorio ha empezado a cambiar la estructura celular, pudiéndose encontrar incluso células premalignas o malignas (cancerígenas).


Para prevenir la colitis, finalmente se recomendó reducir la ingesta de irritantes en la dieta diaria como picante, cafeína, alcohol, tabaco, entre otros, así como los conservadores químicos que se encuentran en las latas de conserva y algunos embutidos. Hacer actividad física por lo menos 30 minutos y tener periodos de relajación en el día, hecho que ayudará a disminuir de forma importante los niveles de estrés.


Acerca Redacción

También te puede interesar

Pfizer solicitó autorización sanitaria a México para su vacuna contra COVID-19: Marcelo Ebrard

Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, difundió a través de su cuenta de Twitter, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *