El Seguro Social otorga 126 mil 398 consultas anualmente, para la lesión del nervio facial.

La parálisis facial es la pérdida parcial o total de movimiento en uno de los lados del rostro, debido a que el nervio que lo realiza en esa zona se ve afectado por distintas causas, aseguran especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
De acuerdo con su origen, se puede clasificar en: periférica, cuando es consecuencia de fracturas del hueso temporal (traumas craneoencefálicos), de las cuales el 30 por ciento origina la lesión del nervio.
 
Por otra parte, se encuentran los procesos infecciosos, como la otitis media aguda, que se puede volver crónica, ya que las personas que desde pequeñas mostraron alguna supuración en el oído, creyeron que era normal y no se atendieron a tiempo.
 
El doctor Rubén Moreno Padilla, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital General del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, dijo que se estima que antes de los cinco años de edad, gran parte de los niños con enfermedades respiratorias han presentado esta infección.
 
El doctor Jaime Contreras Vaca, médico cirujano en el Área de Urgencias del Hospital General Regional (HGR) No. 32 Villa Coapa, señaló que 60 por ciento de quienes son propensos a desarrollar parálisis facial, presentan como síntoma dolor detrás de la oreja (retroauricular).
 
Asimismo, se muestra la imposibilidad de distinguir sabores (disgeusia), hay menos tolerancia hacia los sonidos (hiperacusia) y disminución en el lagrimeo de los ojos, detalló.
 
Otro tipo de la parálisis facial se denomina central, y es ocasionada por una hemorragia, tumor o malformación del encéfalo; y si la causa se desconoce, la parálisis se clasifica como idiopática.
 
Para la atención de la afectación del nervio facial, en el Seguro Social se otorgan anualmente 126 mil 398 consultas, de las cuales 72 mil 388 corresponden al servicio de Medicina Familiar, 35 mil 140 para Especialidades y 18 mil 870 en Urgencias.
 
Los especialistas del Instituto mencionaron que para el tratamiento de esta enfermedad se administran fármacos diversos, sin embargo, si la parálisis es idiomática, se proporciona complejo B, vitamina D y esteroides.
 
Además, el paciente debe realizar ejercicios de rehabilitación en casa, como oclusión ocular (abrir y cerrar el ojo), gesticulación, dar la orden de movimiento frente al espejo, para ver si es correcta la respuesta a las indicaciones del cerebro. Con estos procedimientos, la mayoría de los enfermos se recuperan en un máximo de ocho semanas.
 
En aquellos casos en que el paciente no mejora con la rehabilitación y los medicamentos, se efectúa intervención quirúrgica para unir terminales nerviosas que permitan recuperar el movimiento normal de la cara, explicaron los médicos del IMSS.
 
Finalmente, indicaron, es importante asistir a revisión médica para evitar complicaciones, debido a que si la parálisis facial no se atiende a tiempo, puede llegar a tener como secuela la pérdida del movimiento del rostro y difícilmente se recuperará en su totalidad.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Sector Salud prioriza detección y atención de violencia de género

Como parte de las actividades por los 16 días de activismo contra la violencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *