Ecos de la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida 2008

La XVII Conferencia Internacional sobre el SIDA dejó una gran cantidad de tareas por resolver en cuanto a la respuesta al VIH. Diversos sectores de la población como son las mujeres y la niñez tuvieron un lugar en esta ocasión, debido al incremento de casos que se han presentado en estos sectores.
 
En materia de acceso universal y prevención se comprobó que hay ciertos avances en la materia, pero es necesario redoblar los esfuerzos.
 
Las mujeres y el VIH
 
De acuerdo a cifras proporcionadas por el Programa de las Naciones Unidas contra el VIH/SIDA (ONUSIDA) en su Reporte Global sobre SIDA 2008, el porcentaje global de mujeres que viven con VIH se ha mantenido estable con un porcentaje de 50 por ciento del total de los casos de personas que viven con VIH en el mundo. Sin embargo, se ha registrado un aumento de infecciones oportunistas en las mujeres.
 
El mismo reporte indica que en países de Europa del Este y Asia Central, los índices de políticas públicas materia de género son bajos, es decir, con nula atención, mientras que en países del Este de Asia y África Subsahariana se ha dado un gran avance en la materia.
 
Esto es importante debido a que el Fondo de las Naciones Unidad para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM) reporta en Mujeres, violencia y VIH SIDA que uno de los grandes problemas encontrados en cuanto a la lucha contra el VIH en el sector femenino es la violencia de género. Por este motivo se han promovido los derechos de las mujeres en aspectos como la toma de decisiones sobre su cuerpo, el exigir sexo protegido, sostener relaciones sexuales con quien ellas deseen, así como la negociación del uso del condón.
 
A pesar de los avances, existe una gran preocupación por la %u201Cfeminización%u201D del VIH debido a que es necesario que las mujeres tengan acceso a los servicios de salud sin restricciones con el fin de que se eviten situaciones como la transmisión vertical, es decir, de madre a hijo.
 
En este rubro sólo 18 por ciento de mujeres embarazadas en países de ingreso bajo y medio tuvieron acceso a la prueba en 2007 y 33 por ciento recibieron tratamiento antirretroviral, sobretodo en África.
 
Los niños y el VIH
 
ONUSIDA informó que 2 millones de niños y niñas en el mundo, de entre 0 y 14 años viven con VIH. El 90 por ciento de ellos viven en África Subsahariana donde 12.1 millones de niños ha perdido a uno o sus dos padres a causa del VIH. En 2006 se tuvo un registro de 370 mil nuevos casos y 270 mil muertes.
 
Una de las grandes fallas en la materia ha sido la falta de prevención en los niños, donde la mayoría de los casos son por transmisión de madre a hijo. En este renglón sólo se tiene un alcance de prevenir un tercio del total de los casos registrados.
 
En materia de acceso a medicamentos, 10 por ciento de los niños recibe antirretrovirales y sólo al 8 por ciento de infantes con probabilidad de haber nacido con VIH le fue realizada la prueba dentro de los 2 primeros meses de vida. Además, sólo uno de cada 25 bebés con VIH tiene acceso al antibiótico co-trimoxazol.
 
El mayor esfuerzo en este rubro ha sido enfocado hacia los niños huérfanos por el sida, de los cuales más de 60 por ciento vive por debajo de la línea de pobreza.
 
Dentro de la agenda de AIDS 2008 se propuso:
 
– Redireccionar el apoyo a los niños y a sus familias.
– Crear centros integrales de prevención familiar.
– Proveer de protección social a las familias pobres.
 
Asimismo, se habló sobre la necesidad de apoyar a las familias con niñas y niños con VIH debido a que estos núcleos y sus comunidades cubren el 90 por ciento del costo económico de la atención del menor.
 
Prevención
 
Population Action International en su reporte menciona que el condón y los anticonceptivos son básicos en la prevención del VIH debido a que día a día se registran
6 mil 800 infecciones.
 
Sin embargo, existe un gran acceso al condón masculino, y un sinfín de dificultades para el acceso al condón femenino.
 
Forzosamente en materia de prevención se deben contemplar los anticonceptivos y condones, así como la inclusión de anticonceptivos en los programas de VIH, así como programas de planificación familiar y asesoría.
 
Una gran problemática en materia de prevención son las barreras de corte social, cultural y económico que afectan principalmente a las mujeres. Algunos de los aspectos básicos a cubrir en este renglón son la negociación del condón por parte de las mujeres , evitar el estigma y la discriminación, fomentar la equidad de género, la promoción de la realización de la prueba y de patrones de cambio culturales.
 
Diversos debates entre expertos arrojaron como resultado que la prevención es la herramienta más efectiva en la lucha contra el VIH.
 
Acceso universal
 
Una de las demandas de esta conferencia fue el Acceso Universal ¡Ya!. Más cifras y estadísticas indican que aún se encuentra lejos la meta de acceso universal a la prevención, el tratamiento, el cuidado y el apoyo en 2010.
 
A finales de 2007, un millón más de personas recibían tratamiento que en 2006; a pesar de eso, muchos países no encuentran condiciones para alcanzar la meta universal.
 
La Organización Mundial de la Salud, el ONUSIDA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), a través del Reporte 2008 Hacia el Acceso Universal. Prioridades de las Intervenciones en el Sector Salud en VIH/SIDA, consideran que son necesarias tres acciones urgentes y concretas:
 
– Asegurar la sustentabilidad de una respuesta.
– Construir mejores sistemas de salud.
– Generar información estratégica de alta calidad.
 
A su vez, surge una necesidad de mayores recursos económicos y más recursos humanos con el fin de expandir los programas de VIH que permitan intervenciones en sistemas de salud primarios.
 
En 2007, se tenían registradas 33.2 millones de personas con VIH, de las cuales sólo 3 millones recibían terapia antirretroviral, además de una escasez de medicamentos en el 18 por ciento de los centros de atención a nivel mundial.
 
Hoy en día, existen pocos países de los denominados de ingreso medio o bajo con una cobertura mayor al 75 por ciento de pacientes. Entre éstos se encuentran Botswana, Brasil, Chile, Cuba y Namibia. Entre el 50 y el 75 por ciento de cobertura se localizan Argentina, México, Cambodia, El Salvador, Rumania, Rwanda, Uruguay y Tailandia, y la mayoría entre el 31 y 50 por ciento, como Belice, Burkina Faso, Ecuador, República Dominicana, Jamaica, Kenya, Perú y Uganda, entre otros.
 
Entre las medidas a tomar se encuentra el incremento en las facilidades para la realización de la prueba y los servicios de consejería ya que éstas acarrean un gran beneficio. Es importante implementar acciones como días nacionales para la realización de pruebas y una mejor información a los trabajadores de la salud, así como mejores estrategias para un mayor impacto de las intervenciones.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

LES es una enfermedad crónica y puede afectar cualquier sistema de órganos

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune, crónica y multisistémica que puede afectar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *