México es un jugador compulsivo

Existe una tipología de jugadores; el IIPCS da a conocer el límite entre el juego como actividad sana y la ludopatía, además de los tratamientos psicológicos que existen al respecto.

 

“El juego es una de las muchas actividades netamente humanas; ofrece, desde el punto de vista de la psicología, una forma de conocer la realidad y de preparar a los niños para la vida adulta. El juego en su acepción constructiva estructura la realidad en la mente del infante humano. A través del juego constructivo, el niño aprende a manejar la realidad, logra conceptos, simboliza situaciones y representa papeles que le servirán en su vida adulta; finalmente, el juego le permite internalizar valores tanto sociales como familiares”, explica el Doctor José de Jesús González Núñez, presidente del Instituto de Investigación de Psicología Clínica y Social (IIPCS).

Sin embargo, el experto advierte que, el juego de azar implica un constante reto a la suerte y a situaciones de alto riesgo: %u201CDesde la perspectiva emocional consiste en ganarle a las probabilidades que están en contra. En general, no se puede ganar; por ejemplo, la experiencia se constata en los casinos, donde las posibilidades de ganar son muy reducidas%u201D.


De acuerdo, al Dr. Carlos Caudillo Herrera, presidente electo del IIPCS, las diferencias, en materia emocional, entre el juego constructivo y la destructiva del juego o ludopatía son las siguientes:



Es sano cuando existe control y placer al jugar, el sujeto se divierte y adquiere control sobre la realidad. Es enfermizo cuando lo emplea para salir de su propia frustración o para manejar la realidad que le es adversa.


El juego sano no implica sufrimiento y dolor emocional. En cambio, el patológico sí implica un sufrimiento emocional (angustia); los sujetos se sienten omnipotentes, de inmediato ven con gran desesperación que no pueden controlar el futuro, %u201Ces un sentimiento de que no son tan poderosos como creían%u201D.


Es sano cuando lleva a los individuos a conducirse libremente, mientras que es una enfermedad cuando se pierde la capacidad de obrar libremente. Esto implica que si no se está en la situación de juego, aparecen síntomas que los llevan a que constantemente estén angustiados, algunos trastornos físicos, orgánicos y del estado de ánimo; sufren por no poder jugar.


Tipos de jugadores


Asimismo, el Dr. Caudillo explicó la tipología del juego patológico:



– Cuando el jugador no tiene control sobre sí mismo.
– En el trasfondo emocional estos sujetos viven en un estado de constante frustración, por lo cual requiere de autocastigo, llevándolos constantemente a repetir la conducta masoquista; en otras palabras, perder siempre.
– Buscan la descarga de la adrenalina como una forma de obtener placer. Esa descarga es la que es vivida como placentera, a la cual asocian el hecho de ser queridos, respetados o reconocidos
– El sujeto al no ganar se deprime y como es una emoción displacentera busca revertirla al tratar de controlar el futuro, o aumentando la emoción, incrementando la apuesta. %u201CLo anterior llena de culpa a las personas porque al final siempre va a perder, lo que influye por obvias razones a la manutención o la alimentación de sí mismo o de su familia%u201D.


Los criterios diagnósticos:


– Tienen una frecuente y creciente preocupación por el juego.
– También poseen una gran tendencia a conseguir dinero para seguir jugando.
– Juegan por un periodo mayor de tiempo de lo previsto.
– Incremento del volumen de las apuestas o las frecuencias de las apuestas.
– Tienen intranquilidad e irritabilidad al no poder jugar.
– Poseen repetidos fracasos para tratar de dejar el juego o reducir el jugar
– Pérdidas debidas al juego e intentos por resarcirse de las pérdidas de juego.
– Aumento de la conducta de juego ante dificultades psicológicas y sociales.
– Sacrificio de obligaciones familiares, sociales y ocupacionales por causa del juego.


El doctor González Núñez subrayó que se recomienda que la prevención inicie con programas familiares sobre la información de lo que son los juegos de azar y su potencial trastorno de la conducta: %u201CHay que subrayar que puede llegar a ser adicción, ya que muchos de los juegos de azar no sólo los encuentran en los casinos, sino que los individuos los pueden contactar por vías distintas a las presenciales, tales como el Internet, los videojuegos y actualmente en los teléfonos celulares%u201D.



Por ello recomendó que la familia observe cambios en la conducta del sujeto, como por ejemplo, aislarse, pasar demasiado tiempo en la computadora, en Internet o en una consola de videojuegos o %u201Cjugando%u201D con los teléfonos celulares: de ese modo es preponderante investigar su situación conductual, porque este es el principal indicador sobre el inicio de una situación de adicción al juego.


%u201CEn éste caso pueden acudir a nuestra clínica, la cual está conformada por expertos psicoanalistas que cuenta con más de 10 años de experiencia en su profesión; además de que, está conformada para personas de bajos recursos económicos que tienen esta grave adicción%u201D, concluyó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Últimos días para la recepción de trabajos del Reconocimiento a la Labor Social Médica: Salud para Todos

Con la intención de impulsar las labores altruistas y lograr una mejor salud en nuestro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *