El IMSS da de alta a “Juanito”, el quintizillo sobreviviente

Especialistas del Instituto informaron que el niño regresa a casa con un estado de salud favorable.
 
Con un peso actual de 2 kilos 290 gramos se dio de alta a Juan Vázquez López, el único quintillizo sobreviviente del parto ocurrido el pasado 9 de mayo en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del hospital de Gineco Obstetricia No. 3 del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
Tras 70 días de hospitalización, el segundo de los quintillizos de la señora Consuelo Vázquez López, de 34 años de edad, originaria de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, es reportado en perfectas condiciones con una medicación meramente preventiva, proporcionada por el Instituto.
 
La doctora Isela Santos Vera, Jefa de Servicios de Neonatología del mencionado hospital declaró que “Juanito”, como lo llaman los más de 25 especialistas que lo tuvieron a su cuidado, tuvo un crecimiento de 19.5 centímetros de talla- midió 35 centímetros al nacer- y un aumento de 1 kilo 340 gramos de peso durante el tiempo que estuvo en atención medica.
 
Agregó que al nacer su respiración era complicada y necesitaba el apoyo de oxígeno. Su pronóstico era reservado, pero como la mayoría de los niños mexicanos, Juan Vázquez se aferró a la vida y hoy se encuentra en perfectas condiciones de salud con dosis muy pequeñas de medicamentos.
 
“Los quintillizos sólo se  presentan una vez cada 64 millones de embarazos y el hospital de Gineco Obstetricia No. 3 de La Raza tiene el mayor número de atención a niños prematuros en el país, por lo tanto somos expertos en estos casos. Sin embargo, Juan representaba un gran reto, logrando su primer triunfo en el día 61 de de vida, al retirarle el oxígeno”, subrayó la doctora Santos Vera.
 
Con 29 semanas de embarazo, la señora Consuelo Vázquez dio a luz quintillizos, después de intentar durante seis años ser madre. Sin embargo, Juan fue el único sobreviviente, por ello, la señora Consuelo agradece a los médicos del IMSS el haberle salvado la vida a su pequeño hijo.
 
La señora Vázquez recibió todas las recomendaciones necesarias e incluso un curso de adiestramiento materno, en el cual aprendió a darle de comer a su hijo y estar al pendiente de su nutrición; también se le instruyó en técnicas de estimulación temprana y en el “programa canguro”, el cual consiste en colocar a su bebé piel a piel en su seno, lo cual le ayuda a crecer rápidamente.
 
“Solo espero verlo crecer, jugar con canicas, pelearse con los niños, Dios me lo dejó y con mi bebé en mis brazos soy la mujer más feliz del mundo, mil gracias al IMSS y a Dios”, expresó la señora Consuelo, quien estará algunos días más en el Distrito Federal para observar el desarrollo de “Juanito”

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

México tiene instituciones fuertes que han permitido enfrentar la pandemia: IMSS

Durante la emergencia sanitaria por COVID-19 se mantiene la política de cero rechazos, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *