Todo lo que pasa cuando nos dignostican Cáncer de mama

A partir de que vamos al doctor y  nos diagnostican Cáncer de Mama, inmediatamente pensamos Cáncer sinónimo de Muerte, no puede ser,  yo quiero VIVIIIIIRRRR… auch!!!  %u201CNunca había valorado la vida%u201D.  Ahí es cuando empezamos a vivir con el fantasma de la muerte. 


MI VIDA ya nunca será como antes, %u201Cauch…%u201D había llegado a su fin el periodo de bienestar, de inocencia, de confianza y de tranquilidad  de la que habíamos gozado en nuestra vida.  El miedo, el temor, la incertidumbre, la desesperanza, reemplazó nuestra sensación de seguridad.  De un solo golpe llega el sufrimiento colectivo de toda nuestra familia, teniendo que vivir con la sentencia de una muerte segura.  Eso es lo que creemos en esos momentos. 


Sentimos como muere en nuestro interior la esperanza de sobrevivir a esta maldita enfermedad.  La noticia aplastante de saber que nuestro cuerpo tiene cáncer nos llena de miedos, pánicos, desesperanza, culpas, rabia, ira, incertidumbre… todos nuestros sentimientos y emociones se convierten en estandartes de sufrimientos sin alternativa ni escapatoria de una muerte segura.  Claro que todo esto es un shock emocional normal ante la noticia del diagnóstico.  


Después de la tempestad, viene la calma… hay que dejar que se asienten todos los sentimientos y emociones negativos para tomar el valor y la fuerza para abrir nuestra mente como un abanico de opciones en busca de grandes posibilidades de sanar nuestro cuerpo, de pedirle a Dios con toda el alma, una segunda oportunidad de vida para hacer y ser todo lo que hemos desperdiciado en nuestras vidas, que nunca habíamos valorado antes. 


Como les digo a mis señoras que les doy apoyo emocional,  cual es la diferencia entre nosotros y los demás, es que la muerte llegó y tocó a nuestra puerta… pero llegó Dios y nos dijo:  Hija no la abras, te doy una segunda oportunidad, ¿para qué la quieres?.  Por eso solo nos pueden entender las personas que ya han vivido esto.  


En estos momentos todos los de nuestro alrededor sufren junto a nosotros, o quizás más, ya que ellos están más seguros de nuestra muerte que nosotras mismas.  


La vida nos ha golpeado sin importarle hasta dónde lleguen las ondas oscuras del sufrimiento, de la maldita impotencia ante la muerte,  ya que el sufrimiento siempre es individual, cada uno tenemos diferentes creencias, nos hacemos diferentes historias sobre lo que creemos que nos va a pasar.   


El sufrimiento lo sentimos adentro como una herida propia, pero como es invisible, no podemos mostrar esa herida a los demás.  Solamente nosotras podemos vivir la experiencia terrible del dolor del alma, la depresión, la sensación de pérdida que nos agobia y nos asfixia hasta el punto de que nada más importa, entrando en una crisis existencial, pero lo bueno es que crisis viene de crecer y es cuando empezamos a crecer en nuestro interior a una velocidad impresionante. 


Este sufrimiento puede definirse como el dolor profundo que le roba todo significado a la vida.  Es un dolor interior  complejo compuesto por sentimientos de miedo, pánico, culpabilidad, verguenza, pesar, rabia, desesperanza, desconfianza, incertidumbre,  es todo un cóctel de emociones, que está en constante movimiento y que en cierto  momento pensamos y sentimos que  nunca van a desaparecer y menos vamos a despertar de esta horrible pesadilla.


Era una ilusión creer que nuestra vida era perfecta, que éramos eternos y para siempre, que éramos  inmune al sufrimiento de la muerte, y nuestras  ilusiones, nuestros apegos, nuestros sueños, nuestros planes, nuestras metas, nuestros objetivos, nuestro proyecto de vida se han despedazado abruptamente en un segundo el día que nos dan el diagnóstico que tenemos cáncer de mama. 


En estos momentos toda la familia y amistades angustiadas se unen a nuestras oraciones rogándole a Dios que nos ayude con nuestra pena llena de desesperación, que nos ayude por favor a salir adelante.   


Aquí es muy importante compartir nuestro sufrimiento, sasear  nuestra necesidad de llorar y de abrazarnos unos con otros, salirnos de sí mismos y buscar el amor con los nuestros, a decirles cuánto los amamos, y que vamos todos juntos a salir adelante. Dejarnos sentir con toda el alma todo lo que estamos sufriendo, ya que compartido hasta una torta sabe más sabrosa. Sentir y vivir ese miedo intensamente, abrazarlo darle la bienvenida a todos nuestros sentimientos y emociones, hasta dejar que se liberen lentamente, para lograr actuar y seguir en este camino largo y oscuro, pero de la mano de los tuyos es más ligero.    


De repente nos sale la fuerza interna, las emociones de este miedo tan profundo como nunca lo habíamos experimentado ya que quizás lo habíamos sentido por otros, y nunca en carne propia.  En mi experiencia personal, yo creía que sabia lo que era la muerte, ya que había vivido la muerte de mi hermana Mónica, también por causa de cáncer de mama,  hoy me doy cuenta que yo vivía la muerte de mi hermana, el miedo a perderla, pero hoy si sé lo que es vivir el pánico de mi propia muerte, que es totalmente diferente. 


Otra etapa es cuando sentimos que debemos actuar, vamos en busca de  sanar nuestro cuerpo y nuestra alma.  Es cuando nuestra mente esta más clara para buscar varias opciones y posibilidades de tratamientos para sanar nuestro cuerpo y buscar grupos de apoyo para pedir la mano de otras víctimas de esta enfermedad, para ir sanando nuestra alma.  Algunos de los caminos elegidos perpetúan el sufrimiento y esto es totalmente normal, y nos convertimos en víctimas de la enfermedad y de la vida, sin embargo hay otros que  lo alivian con pensamientos constructivos y positivos y en ese momento nuestra actitud se transforma en positiva para lograr convertirnos en luchadoras y salir victoriosas de esta guerra contra el cáncer.  


Una vez que se pasa la pena del shock del alma, el sentimiento de dolor, de sufrimientos quedan como en el imbo, como en tinieblas que no se ve pero como se sienten. 


Cuando el shock empieza a desaparecer, volvemos a sentir la necesidad de satisfacer nuestras necesidades, como queremos recobrar la seguridad, queremos volver a pertenecer a esta vida, nos damos cuenta y nos sentimos reconocidas, importantes y amadas por las demás personas, cuando abrimos nuestro corazón a recibir la ayuda y el amor de nuestros seres queridos. 


Nos sentimos como niños queriendo expresar todos nuestros sentimientos, pero recordamos que somos adultos y que estamos acostumbradas a ocultar nuestras emociones y sentimientos más allá de nuestras necesidades y es cuando debemos de atrevernos a compartir libremente lo que sentimos y lo que pensamos, que es una de las enseñanzas de esta tremenda enfermedad.  Compartir y liberar nuestras emociones. 


HOY es nuestra gran oportunidad de quitarnos las máscaras y caretas, porque renacimos a una nueva vida, somos nuevas, desnudamos nuestra alma, aprendemos a volver a llorar, a volver a sentir, a sentir un miedo que no podemos ocultar, a dejarnos consolar y a consolar a los nuestros, hasta que volvemos a reír, porque nos volvemos a sentir VIVAS.


Hay que tener cuidado con nuestro ego ó sea nuestra mente, que siempre desea hacerse oír como si fuera el único adolorido, quiere que sigamos siendo víctimas, y nuestra alma nos lleva a buscar mas allá de nuestra mente y de nuestras fuerzas el valor para salir adelante, a sacar ese coraje desde nuestras entrañas para ganar la batalla contra el cáncer  como todas unas luchadoras, guerreras incansables por VIVIR. 


Te preguntarás ¿Cómo puedo quitarme este dolor tan profundo de mi alma que llevo en el corazón?  Yo te digo, debes dejar de pensar en tu dolor, para que toda tu energía la uses para lograr pensar en lo que tienes que hacer, en buscar opciones de tratamientos para sanar tu cuerpo, tu mente, tu alma y tu vida.  


Tener FE y ESPERANZA que te vas a curar y lo vas a lograr, porque hoy en día el cáncer es curable, el cáncer es el término de un ciclo para empezar una nueva vida.   Pon tus manos a la obra como toda una luchadora con pensamientos y actitudes positivas de que sí se puede lograr y lo vas a lograr, como yo y como muchas mujeres que lo hemos logrado.  


%u201CBIENVENIDA A TU NUEVA VIDA%u201D


 


Estos tres años se han convertido en los mejores años de toda mi vida, la tragedia de esta maldita enfermedad se convirtió en luz de mi alma, porque hizo contacto con otras víctimas de cáncer de mama al nivel de nuestros corazones, de nuestras almas y de nuestros espíritus.  Hay un espíritu que nos une a esta vida que necesita de nuestra mano, ya que hemos vivido lo mismo en diferentes dimensiones.  Gracias al cáncer de mama, descubrí mi misión y HOY mi labor es dar apoyo emocional a quien lo necesite.   


HOY nos toca a cada una de nosotras encontrar el valor y la voluntad para dar el primer paso, y este es hacer lo que nos digan los médicos al pie de la letra y recuperar nuestra FE, ESPERANZA Y CONFIANZA, en Dios y en la Vida.


Todo esto es un proceso y todo proceso lleva su tiempo, poco a poco se llega lejos.  Que Dios te bendiga hoy y siempre. 
 


EJERCICIO: 


Esta es tu gran oportunidad de plasmar en estas líneas en blanco, todos tus pensamientos y emociones que te están perturbando y confundiendo, aquí puedes expresar todos tus enojos, rabias, culpas, iras, miedos, temores, desesperanzas, injusticias, vergüenzas,  incertidumbres, etc., para que logres depurar todos los pensamientos negativos y todas tus emociones negativas, para que  tu mente y tu alma queden más tranquilas, y así puedas pensar con claridad para tomar las decisiones correctas junto con tu familia y los doctores, sobre que opciones de tratamientos y cirugías son los que más te convienen. 


Aquí te voy a poner un ejemplo de cómo hacerlo: 


Estoy enojada con la vida porque…  estoy enojada con mi cuerpo, porque… estoy enojada con los doctores, porque… estoy enojada conmigo, porque…  juzga a quien tengas que juzgar sin piedad…   saca todo, todo, todo, el coraje, rabia, ira, tristezas, culpas, vergüenzas, miedos, etc., que traigas desde el fondo de tu alma, para que puedas seguir adelante de este difícil proceso pero nunca imposible de lograr.


 _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Felicidades! ya diste un gran paso, ahora vamos a lo que sigue, con más claridad, firmeza y seguridad en tus pensamientos y en tus emociones.  Ya estás más abierta a escuchar a los doctores para ver que es lo que sigue. 


Escribe en un papel todas tus dudas, todas tus inquietudes, para que cuando llegues con el doctor no se te olvide nada, aunque creas que es una tontería, recuerda que no hay preguntas tontas, que todas son muy importantes.  Si no entiendes, pídele al doctor que te vuelva a explicar todo lo que tú necesitas saber, ya que tú eres la más importante en este momento, para estar tranquila y poder tomar la mejor decisión y tú mejor decisión es que venga lo que venga, lo importante es que TU ESTES VIVA. 


Las preguntas frecuentes son:


¿Qué es cáncer de mama?


¿Qué tipo de cáncer es?


¿Por qué me pasó a mí?


¿Qué estudios me tienen que hacer?


¿Para qué son?


¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?


¿Qué tratamiento es%u2026 y cómo es%u2026?


¿Cómo me voy a sentir?


¿Se me va a caer el pelo?


¿En qué tiempo?


¿Qué voy a sentir?


¿Qué me va a pasar?


¿Es operable?


¿Qué tipo de operación me conviene a mí para curarme?


¿Cuánto tiempo necesito para mi recuperación? 


Es muy importante darle las gracias al Doctor, sonreírle, ya que es como tu socio que te va ayudar a curarte y a salir adelante. Nunca hay que ver a los doctores como tus enemigo que te van a lastimar, recuerda que te van a ayudar a recuperar tu salud y tu vida.  Sé que es difícil pero nunca imposible de lograr porque eres toda una luchadora, guerrera incansable para VIVIR feliz y tranquila en esta gran oportunidad que te están dando tanto Dios asi como la vida misma. 


%u201CBIENVENIDA A CASA%u201D 
 
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Tartamudez, un trastorno que afecta a más de 60 millones de personas en el mundo

Cada 22 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Tartamudez, una fecha promovida …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *