60% de los recién nacidos afectados por muerte súbita, son varones :IMSS

Los especialistas del Instituto recomiendan acostar al niño boca arriba, evitar que esté demasiado arropado y dejar de fumar durante el embarazo.
 
Sin razones aparentes, la muerte súbita ocurre en mayor porcentaje entre el segundo y cuarto mes de vida y diminuye después del sexto, aseguran especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El 60 por ciento de los decesos se presenta en niños.
 
Entre los factores de riesgo que podrían originar que un niño pierda la vida destacan: nacimiento prematuro, antecedentes de apnea (intervalos en que el bebé deja de respirar durante el sueño) y padecimiento crónico del pulmón en algunos casos.
 
La doctora Isela Santos Vera, jefa del servicio de Neonatología del Hospital de Gineco Obstetricia del Centro Médico Nacional la Raza dijo que, en México, uno de cada mil recién nacidos muere a causa de la muerte súbita y, aunque el porcentaje es bajo, el asunto es complejo ya que no se sabe qué niño lo presentará, sólo se puede conocer si tienen factores de riesgo, por lo tanto, es necesario que los padres estén al pendiente del cuidado del bebé y acudan al médico si notan algo anormal.
 
Destacó que los niños son más vulnerables a enfermedades que las niñas en la primera etapa de vida, lo que conduce a que los hombres sean más propensos a una muerte repentina o inesperada,
 
Indicó que las causas de este tipo de muerte son desconocidas, sin embargo, hay tres factores relacionados con la muerte súbita:
 
1.- Malformaciones de las células que se encuentran en el centro de la respiración, situación que produce apnea. Con esto se corta la respiración por la alteración de células nerviosas.
2.- Desarrollo muy acelerado lo que conlleva un desequilibrio, también llamado alteración fisiológica, es decir, hay un incremento en la circulación, presión arterial y temperatura, originando períodos de sueño prolongado que impide que el bebé despierte.
 
3.- Factores externos al ambiente del bebé, básicamente el contacto con fumadores y la posición en la que duerme. Si lo hacen boca abajo incrementa el riesgo de una asfixia, otro riesgo es arroparlos demasiado.
 
Ante esta situación, el Instituto, a través de sus clínicas y Hospitales Generales de Zona, ofrece atención oportuna si se detectan los factores de riesgo en los niños.
 
Las recomendaciones para reducir el riesgo de muerte súbita en los recién nacidos, acostar al bebé boca arriba, evitar que esté demasiado arropado, dejar de fumar durante el embarazo, evitar un ambiente contaminado, amamantar para que desarrolle sus reflejos de succión y deglución y tenga mejor defensa ante cualquier obstrucción.
 
Aunque la muerte súbita es poco común, los estragos son de gran impacto para los padres ya que al no existir explicación del hecho, se presentan cuadros depresivos, por igual en la madre y el padre.
 
La psicóloga clínica María Teresa Mendoza, del Hospital de Gineco Obstetricia, del Centro Médico Nacional La Raza, afirma que la conducta de los padres después de haber experimentado la muerte súbita de algún hijo, se ve perturbada, en gran medida, por una serie de  indicadores que inician con la negación del hecho, enojo y rabia ante la falta de explicaciones del suceso y sentimiento de culpa por no haber “hecho” lo mejor para su bebé.
 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Quienes viven con algún tipo de artritis pueden ser más sensibles a las bajas temperaturas

En temporadas de invierno, suelen presentarse rigidez, sensibilidad e hinchazón articular en las caderas, las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *