Se debe extremar precauciones para evitar daños por el intenso frío

El objetivo es prevenir intoxicación por monóxido de carbono, hipotermia, quemaduras, brotes por infecciones respiratorias agudas y complicaciones


La Secretaría de Salud cuenta con los medicamentos e insumos necesarios en unidades de salud y refugios temporales


La Secretaría de Salud mantiene una estrecha vigilancia en todo el territorio nacional ante las bajas temperaturas que se han registrado, principalmente en los últimos días, por lo que se intensifican las actividades informativas hacia la población más vulnerable para que tome las debidas precauciones.



Carlos Álvarez Lucas, Director General de Programas Preventivos del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CENAVECE), dio a conocer que elPrograma de Acciones para la Temporada Invernal 2007-2008, se intensifica en más de 250 municipios de 24 entidades del país, donde se encuentran tres mil refugios y tres mil 500 unidades de salud para atender cualquier contingencia.

 


El objetivo es proteger la salud de la población expuesta a las bajas temperaturas ambientales, prevenir casos de intoxicación por monóxido de carbono, hipotermia o quemaduras, así como brotes por infecciones respiratorias agudas y complicaciones. Para ello miles de trabajadores de la salud de unidades médicas y brigadas atienden las comunidades de difícil acceso a través de visitas casa por casa.

 


Alertó a la población para que tenga especial cuidado para evitar intoxicarse con monóxido de carbono, que es la principal causa de muerte durante la época de bajas temperaturas, debido a la exposición continua a esta sustancia, que proviene de combustión de gas, petróleo, leña, estufas, calentadores de agua, anafres y chimeneas, en espacios cerrados sin ventilación.

 


La intoxicación por monóxido de carbono, detalló, ocasiona piel enrojecida, dolor de cabeza, respiración rápida o dificultad para respirar y deglutir, náusea y vómito, además de confusión, trastornos de la conciencia, daño cerebral, coma y muerte. Ante estos signos de alarma, es urgente acudir a la unidad de salud más cercana.

 


No obstante, para evitar este problema, es necesario que se revise la calefacción, si se usan braceros o calentadores, colocarlos en lugares ventilados y apagarlos antes de dormir, procurar sustituir su uso protegiendo puertas y ventanas con papel para mantener la temperatura o evitar que sean manipulados por niños y adultos mayores.

 


Otra causa de fallecimiento es la hipotermia o disminución excesiva de la temperatura corporal. Por lo que se debe abrigar a la persona con ropa seca y caliente, protegerla de humedad y viento, mantener libre nariz y boca para favorecer la respiración, darle bebidas calientes, llamar a un servicio de urgencia o trasladarlo a una unidad de salud disponible.

 


Las infecciones respiratorias agudas son también causa frecuente, pues aumentan de 25 a 30% los casos, de ahí que sea necesario abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura, consumir abundantes líquidos, frutas y verduras ricas en vitamina A y C como zanahoria, naranja, lima, limón, papaya, mandarina, toronja, jitomate y guayaba, lavarse las manos con frecuencia y no saludarse de beso.

 


Si está enfermo, no dar la mano a otra persona porque los resfriados son provocados por virus que se diseminan fácilmente, lavarse las manos con frecuencia, no salir de casa y permanecer en reposo porque se puede complicar.

 


El funcionario de la Secretaría de Salud hizo énfasis que en la población debe establecer una cultura de evitar la automedicación, ya que tiende a ir a la farmacia a solicitar medicamentos sin receta y eso los expone más porque en lugar de hacerles un bien, puede complicarles el padecimiento.

 


También, puntualizó la importancia de que la población identifique los refugios temporales cercanos a su domicilio y tengan los números telefónicos de los servicios de urgencia, como Cruz Roja y protección Civil.


Otras de las estrategias son el reforzamiento de la vigilancia epidemiológica específica en unidades de salud, capacitación al personal de casas de atención para adultos mayores, la campaña de comunicación educativa a población en general y el abasto de medicamentos e insumos necesarios en unidades de salud y refugios temporales.


También se protege a grupos extremos de la vida, al ser los más vulnerables, como los niños de seis a 35 meses de edad y adultos mayores de 50 años, a quienes se les aplica la vacuna antiinfluenza, así como a los de más de 65 años con los biológicos antiinfluenza y antineumococo, además de fortalecer la coordinación con Protección Civil en los tres niveles de gobierno.


Por lo anterior, se hace un llamado a los padres de familia para que lleven a sus niños a vacunar, a fin de disminuir el riesgo de enfermar por neumonía y, en consecuencia de morir.


Cabe resaltar que la vacuna contra influenza, por ejemplo adultos mayores de 50 años, disminuye 56% las enfermedades respiratorias, 53% el riesgo de padecer neumonía, 50% la hospitalización y 68% la mortalidad por neumonía.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Reconocidas mujeres de la industria farmacéutica coincidieron en la necesidad de implementar políticas igualitarias

A pocos días de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, la Cámara Nacional de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *