Urgente controlar el problema de diabetes

Anunció el inicio de una política integral para frenar el avance de este problema, que se llevará a cabo con la participación de todo el Sector Salud


Debido a que la diabetes es la primera causa de mortalidad y morbilidad en México, y de no atenderse a tiempo puede representar una amenaza potencial que provoque mayores problemas en la operación de los servicios, la Secretaría de Salud y las instituciones que conforman el Sector Salud ponen en marcha una Política Integral para frenar el avance de este padecimiento, que pretende reducir 20% la velocidad de crecimiento de los fallecimientos y con ello evitar más de dos mil 500 defunciones anuales entre 2008 y 2010.



Anunció lo anterior el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos al encabezar la celebración del Día Mundial de la Diabetes, que este año tiene como lema: “Ningún niño debería de morir de diabetes”, con el fin de hacer conciencia de prevenir esta enfermedad, que no sólo es propia de adultos, sino que también afecta a niños y jóvenes.



En el auditorio “Miguel E. Bustamante” de la Secretaría de Salud, dio a conocer que el Sistema Nacional de Salud, conformado por el IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, PEMEX y DIF, se une en esta iniciativa, conformando un grupo de trabajo a través de la fuerza de tarea de enfermedades crónicas, diseñado para operar del 2008 al 2018.



Señaló que la diabetes mellitus tiene un impacto negativo en la salud de la población y la economía de las naciones, por el costo de su atención y sus efectos en la productividad y competitividad. Los factores responsables de su desarrollo tienen que ver con presión arterial elevada, hipercolesterolemia, hiperglucemia, escasa ingesta de frutas y verduras, exceso de peso u obesidad, falta de actividad física y consumo de tabaco.



En México afecta a más de 10 millones de personas, ocasiona 67 mil defunciones anuales y una tasa de mortalidad mayor a 3%; de continuar este ritmo, en 2012 morirán casi 100 mil mexicanos por esta causa. Esta cantidad de enfermos ocasiona una saturación de servicios, derivado del tratamiento de la enfermedad y sus complicaciones, al ser la principal causa de ceguera, insuficiencia renal y pérdida de extremidades por amputación.



La atención de este problema, subrayó Córdova Villalobos, se establece en el Programa Nacional de Salud 2007-2012, mediante una estrategia que se basa en la promoción de cambios en la cultura de la población mexicana enfocados a la adopción de estilos de vida saludable.



Promover cambios de actitud en el personal de salud para mejorar la calidad de atención, a fin de hacer un diagnóstico oportuno, se promueva la adherencia al tratamiento y educación del paciente, para que esté pendiente del control de su enfermedad. Para ello se establecen nuevas opciones de atención integral en unidades médicas especializadas en enfermedades crónicas y en servicios de atención de diabetes del resto de las instituciones.



Resaltó que se contemplan acciones adicionales, como la promoción de modificaciones de la industria alimentaria para favorecer la alimentación saludable; proponer al Legislativo estímulos fiscales que faciliten la adopción de una vida saludable, adaptar los programas educativos de profesionales de salud; incorporar o fortalecer el Programa de Educación Saludable en escuelas primarias y modificar las políticas de reembolso de estímulos fiscales, a fin de favorecer la detección y tratamiento oportuno de enfermedades crónicas.



El Secretario de Salud dio a conocer que inició la capacitación en prevención en clínica, para trabajadores del ramo que laboran en las 50 Unidades Médicas Especializadas en Enfermedades Crónicas, y se espera en 2008 que esta capacitación de amplíe a todos los profesionales del sector.



Al respecto, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Mauricio Hernández Ávila, añadió que con la eliminación de los principales riesgos de esta enfermedad, como la alimentación poco saludable, inactividad física y consumo de tabaco, se pueden prevenir hasta 80% de los casos de diabetes, enfermedades cardiometabólicas y cáncer.



Por su parte, el Director General del Instituto Nacional de Salud Pública, Mario Henry Rodríguez, puntualizó que la diabetes es una epidemia en franco crecimiento, el principal factor para desarrollarla es la predisposición genética y se dispara cuando hay sobrepeso y obesidad, que en conjunto afectan a 70% de los adultos y a casi 30% de los niños, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT 2006).



En México hay más de 10 millones de diabéticos y sólo 20% está bien controlado, el restante 80% lleva un control inadecuado aun cuando recibe atención en alguna institución pública.



Ante esta situación, dijo que se requiere una urgente renovación de los servicios de atención que mejoren el control del paciente diabético y de otras enfermedades crónicas, adherencia a tratamientos, capacitación de médicos, participación de organismos civiles y acción coordinada con todas las instancias de salud para estandarizar los criterios de atención.



Asimismo, intervención en etapas tempranas y educación entre la sociedad para evitar esta enfermedad, a través de la actividad física desde la adolescencia, eliminación de alimentos que causan obesidad como las bebidas dulces y con gas y mayor difusión de las medidas de prevención.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Entre uno y tres de cada mil niñas y niños nacen con algún nivel de deficiencia en la audición: OMS

La detección temprana de alguna deficiencia auditiva permitirá reducir la prevalencia de casos entre niños …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *