Se modifica la norma oficial mexicana para la atención de diabetes.

La población tiene más conocimiento de las causas y consecuencias de esta enfermedad




No obstante que la población enferma o sana refiere tener mayor conocimiento de las causas y consecuencias de la diabetes mellitus, poco hace por disminuir el riesgo de desarrollarla o de que se presenten complicaciones, ya que menos de la mitad de los que tienen tratamiento están bien controlados y se registran cada vez más casos.

 


Por lo anterior, en enero de 2008 se tendrá lista la modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-15-SSA2-1994 para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes, que contiene los lineamientos específicos para el diagnóstico y tratamiento adecuados y es de observación obligatoria para todo el personal de salud que atiende este tipo de pacientes.

 


Anunció lo anterior la Jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital General de México, Sara Arellano, quien subrayó que la diabetes afecta todo el sistema muscular y por lo tanto causa daño en ojos, riñón y corazón, de ahí que sea la primera causa de amputaciones en extremidades, ceguera e insuficiencia renal y uno de los factores de riesgo más importantes para enfermedades cardiovasculares.

 


Los costos económicos asociados al tratamiento y sus complicaciones representan una grave carga para los servicios de salud y para los pacientes. A fin de enfrentarse a tan grave problema, esta Norma define las acciones preventivas que realizan los sectores público, social y privado, así como los procedimientos para su detección, diagnóstico, tratamiento y control.



Puntualizó que esta NOM, junto con las guías clínicas con las que ya se cuenta para la atención de esta enfermedad y la creación de las unidades médicas especializadas para la atención de diabetes, hipertensión, obesidad y problemas cardiovasculares, contribuirán a reducir la incidencia que actualmente se registra, evitar o retrasar sus complicaciones y disminuir la mortalidad por esta causa.

.


Hizo hincapié en la importancia de la prevención debido a que el costo de tratamiento mensual para quien no cuenta con seguridad social puede ser de hasta 800 pesos.

 


En México, la diabetes mellitus afecta a 9.2% de la población; no obstante, se estima que hay otros dos millones de mexicanos que la padecen y no lo saben. Es la primera causa de muerte en adultos, sobre todo de 60 a 75 años de edad, y se debe principalmente a que hay un factor genético que predispone a la persona a padecerla y que se dispara cuando es obeso, con sobrepeso, sedentario, fuma y, en el caso de la mujer, tiene ovarios poliquísticos, entre otros.

 


Explicó que la diabetes mellitus es una enfermedad que se caracteriza por elevación de los niveles de azúcar en sangre, que se puede acompañar de aumento de grasas como colesterol y triglicéridos e inadecuado aprovechamiento de proteínas.

 


La especialista dio a conocer que el Servicio de Endocrinología del Hospital General de México brinda 16 mil consultas al año, de las cuales 80% son por diabetes y de éstas últimas, de 10 a 15% son nuevos casos.

 


Exhortó a toda la población a acudir con el médico familiar o general por lo menos una vez al año para que le realice una revisión integral, aunque no se sienta enfermo, ya que la detección permitirá atender oportunamente este padecimiento.


 


Puntualizó que la enfermedad tarda hasta 10 años en desarrollarse y ocasionar los primeros síntomas, de ahí la necesidad de que la persona se haga exámenes de glucosa en ayunas, la cual debe ser menor a 100 para que sea normal. Asimismo, insistirle a su médico general o familiar que le haga la revisión correspondiente para detectarla.

 


Resaltó que no obstante la diabetes es la primera causa de enfermedad y muerte, se cuenta con novedosos medicamentos que permiten al paciente estar bien controlado y llevar una vida normal.

 


Comentó que se ha encontrado que los niveles elevados de glucosa es resultado de una acción inadecuada de insulina, aunado a que hay una mala supresión de una hormona que también interviene en este mecanismo llamada glucágon.

 


Ante esta situación, subrayó que es muy importante que desde el inicio, esta enfermedad se trate con dieta, ejercicio y una combinación con al menos dos medicamentos, para regular los mecanismos fisiológicos que se alteran.


Precisó que para que un paciente sepa que está bien controlado, se debe medir la glucosa cada tercer día antes y dos horas después del desayuno y hacerse estudios de medición de hemoglobina glucosilada mínimo cada seis meses.


 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Reconocidas mujeres de la industria farmacéutica coincidieron en la necesidad de implementar políticas igualitarias

A pocos días de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, la Cámara Nacional de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *