También las uñas se enferman

Por Ady Corona
 
México,  D.F., (LaSalud.com.mx).- Nuestro cuerpo es tan sabio que ante cualquier alteración o problema en la salud lo manifiesta con dolor o síntomas de malestar. No obstante, a pesar de que somos responsables de nuestro organismo, nunca prestamos la debida atención a lo que está enfermándonos, tan es así que hasta las uñas pudieran estar dando un grito de alerta sobre algo que nos afecta y no percibirlo.

De este modo, podemos recortar y lavar las uñas a diario, e incluso en el caso de las mujeres -o hay hombres que también lo hacen- pintarlas sin darnos cuenta que han cambiado su color natural, lo que se traduce en una probable enfermedad o deficiencia de la salud.

Es cierto que el esmalte para uñas causa un efecto amarillento en ellas, sinónimo de falta de oxígeno, pero también lo es cuando al tenerlas al natural nos percatamos de manchas o coloraciones extrañas que antes no estaban, pero ante esto hay que prestarle atención.

Cuando nos machucamos un dedo y la uña tuvo el mayor impacto, ésta se vuelve negruzca por la cantidad de sangre acumulada debajo de ella, por lo que si no se atiende esto la uña pudiera desprenderse y llegar a caer.

También encontramos que la coloración negra de la uña pudiera estar dando señales de alerta sobre melanomas o cáncer de la piel, por lo cual es recomendable vigilar su estado así como la posible aparición de más manchas.

De igual modo, una herida puede dar lugar a manchas pequeñas de color blanco que mucha gente lo puede atribuir a una falta de calcio, ya que el color blanco en la uña nos dice que faltan áreas del cuerpo que necesitan calcificarse.

Ahora  bien, el hecho de usar continuamente jabones, fármacos o incluso productos químicos puede provocar una resequedad tanto en la piel como un cambio de tonalidad en las uñas, ponerse negras, amarillas o con coloración café, por lo que habrá que prestar atención a ello para que no pase a mayores.

No obstante, también la presencia de hongos hace que nuestra uña se enferme, se presentan coloraciones amarillentas y comienzan a engrosar fuera de lo normal, lo cual si no se trata puede provocar que la infección por hongos se vuelva más severa y llegar a perder las uñas.

Cuando se da el caso de que la uña se cae, por accidente o por infección, inclusive por estar enterrada, las molestias son considerables y mientras el dedo se acostumbra a estar sin su capa protectora, ésta tarda en crecer entre 11 y 18 meses para que vuelva a estar como nueva, sólo que se deben tener los cuidados necesarios con la finalidad de que no vuelva a ocurrir de nuevo.

Opina Opina

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México hay 6 mil personas con hemofilia, de ellos, el 60% son casos graves

Hematología.mx .-Takeda, biofarmacéutica con más de 240 años de historia, lanza en México una innovadora …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *