Los bebés nicotina, cuando la madre se expone al tabaco en el embarazo

Por Ady Corona

México, D. F., 24 de julio (Mundo de Hoy).- Hasta que vio a su hijo recién nacido Julián comprendió el daño que les había causado tanto a su esposa como al bebé al negarse a dejar de fumar en la casa. Y es que el pequeño de tan sólo unas horas tuvo una gestación complicada, porque Alicia, su madre, había sido fumadora compulsiva durante muchos años, pero tuvo que dejarlo al saberse embarazada, Julián, en cambio, "nunca pudo" dejar el cigarro y sin pensar en la salud de su familia se dedicó a fumar cada vez con mayor frecuencia…

Desgraciadamente el tabaco causa complicaciones en el feto desde que éste se está formando en el útero de la madre, porque la nicotina se aloja en la placenta y esto causa un envejecimiento placentario y, por consiguiente, un retardo en el crecimiento intrauterino que no permite el buen desarrollo del bebé.

No obstante, el producto puede tener sufrimiento fetal y bajo peso al nacer, aunado a complicaciones respiratorias por toda la nicotina que la madre consume de forma pasiva o activa que se queda en la sangre y otra parte en la leche materna.

Lo que sucedió con el hijo de Alicia y Julián fue que sus pulmones no estaban maduros y una fuerte neumonía lo atacó, además de haber nacido con sólo un kilo 800 gramos.

De acuerdo con los especialistas, lo más saludable para la familia y el próximo bebé es alejarse del humo del cigarro porque esto perjudica el sistema respiratorio de todo aquel que esté expuesto al tabaco, ya sea porque fume o porque sólo respira lo que otros se fuman.

Si la mujer al estar embarazada no se aleja de los lugares tóxicos, puede tener un mal embarazo y hasta llevarlo a mal término, aunado a que la nicotina se queda alojada en la leche materna, que es extremadamente dañina si el bebé la consume.

Cabe resaltar que la acumulación de tabaco en el cuerpo de la futura mamá puede tener complicaciones como: mortalidad perinatal -esto se da cuando la madre tiene un exceso en el consumo del cigarro-, enfermedades respiratorias en el recién nacido de grandes consecuencias como neumonía, así como sufrimiento fetal, que al nacer pueden provocar una irrigación tardía de oxígeno al cerebro del bebé o incluso falta de aire en los pulmones que culminarían inclusive en un retardo psicomotriz.

Por ello, si eres madre fumadora intenta detectar por qué fumas y en su defecto, buscar un entretenimiento que no sea consumir tabaco; pero si sólo eres fumadora pasiva, trata de estar en lugares ventilados y regalarte a ti y a tu bebé un respiro saludable en donde haya pasto recién cortado y muchas áreas verdes.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Presidente entrante de la AMIIF destaca la importancia de las terapias innovadoras

Muy pronto en el comienzo de esta administración federal quedó claro que la salud sería …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *