Inicio / Noticias / Violencia intrafamiliar, una causa de muerte en mujeres tan severa como el cáncer

Violencia intrafamiliar, una causa de muerte en mujeres tan severa como el cáncer

México, D. F., 24 de julio (Redacción Salud Mundo de Hoy).- “La violencia contra la mujer es causa de muerte e incapacidad entre las féminas en edad reproductiva, tan grave como el cáncer, así como un factor de riesgo de salud mayor que el de los accidentes de tránsito y la malaria combinados”, según información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La agresión no sólo se da de manera física, existen otros tipos de violencia que también afectan de manera severa a la mujer, como la psicológica, la sexual, la económica y la emocional.

Un estudio realizado por el Centro de Equidad de Género y Salud Reproductiva  de la Secretaría de Salud, reveló que la mayoría de los hombres muestran su agresividad por medio de la manipulación y el chantaje, el fin principal es controlar, confundir, paralizar, vulnerara y culpar a quienes la reciben.

Todas estás estrategias se dan para que la mujer se sienta culpable por las acciones que la pareja haga, así detienen a la fémina a que no realice ciertas labores o actitudes que al sexo masculino le molestan o le incomodan.

El sexo masculino en ocasiones amenaza con disminuir o quitar los bienes materiales, así como dañar a los hijos o llegar hasta el punto de decir que si ella ya no podrá vivir, llegando al suicidio para someter a la mujer a lo que él desee.

El documento señala que estas conductas son difíciles de detectar, por lo que es importante tomar en cuenta  algunas recomendaciones para no caer en este juego que en la mayoría de los casos puede desencadenar en finales fatales.

Lo esencial es saber que una persona que realmente ama, no lastima.

Es indispensable saber diferenciar cuando una persona se encuentra deprimida y cuando sólo lo  hace para chantajear. El agresor, en muchas ocasiones, asume esta “identidad” para someter y sentirse poderosos, así se hace ver como una persona débil, indefensa y necesitada de protección; sin embargo, hay que observar bien para detectar si es una simple actuación.

Hay que tener en claro que cada ser humano es responsable de sus acciones, por lo que si alguien amenaza con quitarse la vida, el propósito principal es hacer sentir culpable al otro, así apela a los sentimientos y doblega la voluntad de la compañera.

Cabe destacar que alguien que puede manipular es debido a que tiene a su lado una persona con muchas necesidades afectivas sin resolver. Sin embargo, esto no es malo porque todas las personas necesitan sentirse amadas pero deben analizar con detenimiento sobre la calidad del amor que deseen recibir.

Esto sin duda lleva a la pareja a tener una relación destructiva, encerrándola en un círculo vicioso que no sólo afecta su salud mental sino la física y la emocional.

El pensar que el agresor cambiara son pensamientos típicos de las mujeres violentadas después de un periodo largo de habituarse a la situación, indicó el Centro de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

Toda mujer que se encuentre en esta situación no debe en dudar en pedir apoyar y orientación profesional. Existen diversos centros especializados a donde se puede acudir en busca de ayuda, ya sea psicológica, emocional o física.

Cualquier fémina que sufra violencia intrafamiliar puede acudir a las unidades médicas de la Secretaría de Salud, ahí podrá ser atendida de manera médica y le darán la información de los centros a donde puede asistir posteriormente.

Para mayor información puede llamar a “Sin Violencia”, las 24 horas del día al 01 800 911 2511 para toda la república de forma confidencial y sin costo.

También al Centro telefónico de orientación psicológica y legal para mujeres, niños y niñas en situación de violencia o a la Red Nacional de Refugios  (Alternativas Pacíficas A.C.) 01 81 8372 9066 o al correo electrónico [email protected]

Acerca Redacción

También te puede interesar

Que el frío no te enferme

Con la llegada del invierno y debido a la menor exposición solar, hay una disminución …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *