Anorexia y bulimia: enfermedades incurables

México D.F., 20 de abril (Redacción Mundo de Hoy).- Los trastornos de la alimentación como la anorexia y la bulimia son serios problemas de salud, sobre todo en la población femenina, por ser incurables y ocasionar complicaciones severas como desnutrición y desequilibrios fisiológicos e incluso la muerte.

La Secretaría de Salud informó a través de un comunicado que en México se estima que entre 0.5 y 1.5 por ciento de la población general padece anorexia y tres por ciento bulimia, siendo las adolescentes el sector más común.

En situaciones graves presentan problemas cardiacos que van desde arritmias debido al abuso de medidas evacuativas, hasta la disminución del tamaño de las cavidades del corazón, disfunción de las válvulas cardíacas, baja presión arterial y mala circulación.

En el caso de las mujeres, cuando sufren anorexia desaparece la menstruación hasta por cuatro meses seguidos y si tienen bulimia, desarrollan irregularidades.

Por su parte, los hombres presentan disminución del interés sexual, de los niveles de testosterona y anormalidades testiculares.

En ambos padecimientos hay síntomas gastrointestinales como dolores e inflamación abdominal, fuertes cólicos, constipación y diarreas.

La anorexia se caracteriza por una gran reducción de la ingesta de alimentos que no responde a una falta de apetito sino a una resistencia a comer, motivada por la preocupación excesiva por no subir de peso o por reducirlo.

En la bulimia, el consumo de alimento se hace en forma de atracón, durante el cual se ingiere una gran cantidad de alimento con la sensación de pérdida de control.

Son episodios de voracidad que van seguidos de un fuerte sentimiento de culpa, por lo que se recurre a medidas compensatorias inadecuadas como la autoinducción del vómito, consumo abusivo de laxantes, diuréticos o enemas, el ejercicio excesivo y el ayuno prolongado.

Algunos indicios de estos problemas alimenticios se detectan a simple vista. En el caso de la anorexia, el primero y más visible es la continua y prolongada reducción de peso que puede conducir a delgadez extrema y desnutrición, que se refleja en piel reseca y con color grisáceo o amarillento, uñas quebradizas, debilitamiento o caída  del cabello, intolerancia al frío y la persistencia de bajas temperaturas en pies y manos, que adquieren un color morado.

La bulimia es más difícil de detectar porque los atracones y las compensaciones se hacen en secreto y no derivan necesariamente en una continua pérdida de peso. En quienes vomitan es necesario buscar signos físicos acompañantes como lesiones o pérdida del esmalte dental y escoriaciones en las articulaciones interfalángicas de aquellos dedos utilizados para provocar el vómito.

Las personas con estos padecimientos se aíslan socialmente, se vuelven irritables, se sienten culpables o están malhumoradas, ansiosas, impulsivas e inestables emocionalmente, sobre todo cerca de las horas de la comida.

En México hay diversas instituciones de alta especialidad como los Institutos Nacionales de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” y de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, que cuentan con clínicas de trastornos de la conducta alimentaria, donde se atiende a estos pacientes y sus diversas problemáticas.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y Primera Dama de Argentina intercambian experiencias sobre seguridad social

En el marco de la reunión entre la Primera Dama de Argentina, Fabiola Andrea Yáñez, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *