Noticias

Amgen presentó Romosozumab, nueva terapia osteoformadora

Amgen, compañía biotecnológica, culminó exitosamente la edición 2023 del Osteoporosis Summit, uno de los foros más importantes a nivel nacional dedicados a hablar sobre salud ósea, en especial de la osteoporosis, una enfermedad crónica y progresiva, que en nuestro país se espera que para 2050 el 37 % de los mexicanos mayores de 50 años padezca osteoporosis.

Este evento se llevó a cabo del 31 de marzo al primero de abril en Cancún, Quintana Roo, y contó con la participación de 200 médicos especialistas en salud ósea de talla nacional e internacional. Durante el congreso se abordaron diferentes temas como: el nuevo camino en el tratamiento de la osteoporosis, la osteoformación; prevención y diagnóstico oportuno; diabetes y osteoporosis; la importancia de la densitometría ósea, tratamiento secuencial de la osteoporosis, manejo del paciente de alto riesgo de fractura, entre otros.

Durante el congreso los especialistas pudieron compartir experiencias, casos clínicos y participar en talleres, además de conocer la última innovación en el tratamiento para la osteoporosis: romosozumab, un osteoformador que trabaja de forma dual, ayuda a formar hueso y reduce – en menor medida – la pérdida ósea, el cual ya se encuentra disponible en México. Se ha demostrado a través de estudios clínicos que ha llegado a reducir en un 73% el riesgo de fractura vertebral en pacientes con osteoporosis posmenopáusica.

“El lanzamiento de romosozumab, representa una nueva opción de tratamiento para aquellas mujeres que padecen osteoporosis posmenopáusica con alto riesgo de fractura. Este osteoformador es una innovación centrada en los pacientes; sabemos que en México y en el mundo la osteoporosis es un padecimiento silencioso y fatal, pues las fracturas que puede llegar a provocar dañan gravemente la calidad de vida de las personas que la padecen; de acuerdo con la Fundación Internacional de Osteoporosis, en el mundo cada 3 segundos se presenta una fractura por dicha enfermedad; por ello es de suma importancia la prevención, el diagnóstico oportuno y el tratamiento óptimo para prever el desarrollo o avance de esta enfermedad”, indicó el Dr. Max Saráchaga, Director Médico de Amgen México.

Te puede interesar…

Esta enfermedad provoca que los huesos de una persona se tornen porosos y frágiles, lo que aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una fractura. Los huesos se encuentran renovándose continuamente, es decir, se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos; pero este proceso se ralentiza después de los 20 años y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30, sin embargo, al pasar del tiempo, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se crea.

La osteoporosis, a nivel mundial, causa más de 8.9 millones de fracturas anualmente y se estima que en México afecta a 1 de cada 3 mujeres; sin embargo, sólo el 20 % lo sabe, mientras que 1 de cada 5 hombres de más de 50 años la padece. En México, el 75 % de las fracturas osteoporóticas ocurren en las mujeres; 1 de cada 12 mayor de 50 años sufrirá una fractura de cadera; de estas, el 31% muere en el plazo de un año y el 40 % restante termina sin poder caminar de manera independiente.

Además de la edad, existen otros factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer osteoporosis como: problemas de tiroides, desajustes hormonales, bajo consumo de calcio, uso prolongado de medicamentos corticoesteroides, estilo de vida sedentario, consumo excesivo de alcohol y tabaquismo. Los signos y síntomas de este padecimiento incluyen: dolor en la espalda – provocado por una vértebra fracturada o aplastada – pérdida de estatura, postura encorvada y huesos que se rompen mucho más fácil de lo común.

La osteoporosis se puede diagnosticar a través de una densitometría ósea, un examen indoloro y rápido que hace un escaneo a los huesos para revisar si están sanos o no. Con el resultado, el médico tratante podrá establecer una indicación terapéutica adecuada para la persona en cuestión, que puede incluir diversos tratamientos farmacológicos como los bifosfonatos y/o medicamentos biotecnológicos de última generación.

Este osteoformador se unirá a la esclerostina – proteína que limita la formación de exceso de hueso – y la inhibe, por lo que aumenta la formación de hueso debido a la activación de las células de revestimiento óseo. Además, romosozumab provoca cambios en la expresión de los mediadores de los osteoclastos – célula que degrada, reabsorbe y remodela el hueso –, por lo que reduce la pérdida ósea. En conjunto, tiene un efecto dual, aumenta la formación de hueso y reduce la pérdida ósea.

“La llegada de romosozumab a México, reafirma nuestra misión de servir a los pacientes; esta innovación biotecnológica es un gran avance médico en el tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo de fractura. El estándar de tratamiento con este medicamento es de 12 meses; con un intervalo de tiempo – establecido por el médico tratante – entre un régimen y el siguiente. La incorporación de esta molécula a nuestro portafolio fortalece nuestra franquicia de Salud Ósea, y brinda más opciones de tratamiento a pacientes con esta enfermedad silenciosa. También, en alianza con la Asociación Mexicana de Metabolismo Óseo y Mineral, contamos con la página huesosdeporcelana.com.mx que ofrece información sobre la osteoporosis y factores de riesgo”, concluyó el Dr. Max Saráchaga.

Para saber más…

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button