Imagen tomada de la web

1 de cada 3 mujeres mayores de 50 años padece osteoporosis

La osteoporosis es una de las enfermedades crónicas más comunes, a nivel mundial causa más de 8.9 millones de fracturas anualmente y se estima que en México afecta a 1 de cada 3 mujeres; sin embargo, solo el 20% lo sabe, mientras que 1 de cada 5 hombres de más de 50 años la padece.

Esta enfermedad provoca que los huesos de una persona se tornen porosos y frágiles, lo que aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una fractura. Los huesos se encuentran renovándose continuamente, es decir, se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos; pero este proceso se ralentiza después de los 20 años y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30, sin embargo, al pasar del tiempo, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se crea.

Se relaciona de forma directa la falta de estrógeno en mujeres postmenopáusicas con el desarrollo de este padecimiento, ya que un bajo nivel de esta hormona puede causar pérdida de masa ósea, de ahí que en México cerca del 17% de las mujeres postmenopáusicas tienen osteoporosis.

De acuerdo con la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés), en el mundo, cada 3 segundos se presenta una fractura por osteoporosis, lo que implica un gran impacto a la economía y dinámica familiar, pues el 33% de las personas afectadas se vuelve totalmente dependiente de sus familiares o cuidadores; además, las y los pacientes con este tipo de fractura enfrentan un riesgo relativo incrementado de 86% de sufrir una segunda fractura durante el siguiente año.

Por ello, el Dr. Max Saráchaga, Director Médico de Amgen México, señala que “es de suma importancia diagnosticar y tratar adecuadamente a la llamada enfermedad silenciosa, la osteoporosis, y el primer paso es que las personas que presenten algún factor de riesgo para desarrollarla se hagan una prueba indolora y muy rápida llamada densitometría ósea”.

Según el Dr. Saráchaga “esta prueba hace un escaneo a los huesos para revisar si están sanos o no y, una vez teniendo el resultado, el médico tratante podrá establecer una indicación terapéutica adecuada para el paciente que puede incluir diversos tratamientos farmacológicos como los bifosfonatos y/o medicamentos biotecnológicos de última generación tales como los osteoformadores, los cuales ayudan a formar hueso y reducen la pérdida ósea, ayudando a mejorar la calidad de vida del paciente”.

Te puede interesar…

Se busca minimizar riesgos de fractura con diagnósticos oportunos

En la actualidad, las fracturas osteoporóticas representan una carga económica de 97 millones de dólares al año en México y se pronostica que para el año 2050 el 37% de la población (cerca de 54 millones) padecerá osteoporosis. Este tipo de fracturas son subtratadas en América Latina, pues más del 57% de los pacientes con riesgo de sufrir este tipo de fractura no reciben el tratamiento adecuado. Sin una respuesta de tratamiento efectivo ante las fracturas osteoporóticas, los sistemas de salud no pueden prevenir fracturas osteoporóticas subsecuentes.

El Dr. Max Saráchaga puntualizó que “para Amgen, es de suma importancia ayudar a minimizar el riesgo de una segunda fractura en pacientes osteoporóticos, por ello, creamos el programa Post Fracture Care (PFC) que brinda capacitación y herramientas sobre la osteoporosis, su diagnóstico y tratamiento a profesionales del cuidado de la salud. Actualmente en México, contamos con 19 hospitales donde implementamos con gran éxito el programa PFC”.

En ese sentido el programa PFC plantea que, para aumentar las tasas de diagnóstico de la osteoporosis, se pueden introducir varias medidas como el aumento de las pruebas de densitometrías óseas y el tratamiento adecuado, el cual podría prevenir casi 4 millones de fracturas. Estudios demuestran que las y los pacientes que son persistentes con su tratamiento para osteoporosis disminuyen 30 a 40% las tasas de fractura en comparación con aquellos que no son consistentes, es por eso que los programas de PFC ayudan a los pacientes con fracturas por fragilidad a recibir evaluaciones de riesgo de fractura y tratamiento.

Algunas alternativas para prevenir una fractura son hacer ejercicio de forma regular, llevar una alimentación adecuada que incluya Calcio y Vitamina D en la dieta, mantener un peso adecuado y realizar constantes chequeos de densitometría ósea para descartar factores de riesgo.

Es muy importante que sea una prioridad cuidar de la salud ósea, ya que la osteoporosis es un grave problema en México. Por ello, todas las personas mayores de 50 años deben platicar con su médico tratante sobre la osteoporosis, síntomas, factores de riesgo y sobre todo de pruebas diagnósticas, como la densitometría ósea, que realizarla en tiempo y forma, puede ayudar a salvar muchas vidas.

TO

Para saber más…

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Vivimos Valientes”, iniciativa para brindar apoyo a las comunidades con mayor riesgo de transmisión de VIH

Durante el durante el Webinar “Perspectiva Actual del VIH en México”, especialistas dieron a conocer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *